El Gobierno amplía hasta el 2 de julio el plazo para pedir una moratoria o rebaja en el pago del alquiler

El Gobierno central publicó ayer en el Boletín Oficial del Estado una ampliación del plazo para que las familias más afectadas por la crisis del Covid-19 puedan solicitar una moratoria o una rebaja en el pago del alquiler. El Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo marcaba el próximo 2 de mayo como fecha límite y ahora se prorroga dos meses más, hasta el 2 de julio.

Tal y como puede leerse en las disposiciones finales del BOE de ayer , la ampliación supone una modificación de la citada norma, el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19. Tras el cambio, el plazo para demandar al casero una moratoria o una rebaja en el alquiler ha pasado de un mes a tres meses, contando siempre desde el pasado 2 de abril. Las condiciones y requisitos para poder acceder a esta medida no varían, siguen siendo los mismos. Los recordamos:

¿Quién puede pedir el aplazamiento del alquiler?

Las personas obligadas a pagar la renta que, como consecuencia de la crisis del COVID-119, pasen a estar en alguna de las siguientes circunstancias:

– En situación de desempleo.
– Dentro de un ERTE.
– Haya reducido su jornada por motivo de cuidado de mayores o menores.
– En caso de ser empresario, u otras circunstancias similares, sufra una pérdida sustancial de ingresos.

¿Cuáles son los requisitos para ser reconocido como persona vulnerable?

Los/as arrendatarios/as que, además de estar en alguna de las situaciones anteriores, cumplan los siguientes tres requisitos:

  • No alcanzar en el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, con carácter general, el límite de tres veces el IPREM. Se podrá incrementar 0,1 veces el IPREM por cada hijo/a a cargo o mayor de 65 años en la unidad familiar (0,15 si es unidad familiar monoparental). Este límite subirá a cuatro o cinco veces el IPREM si alguno de los miembros de la unidad familiar tiene declarada discapacidad superior al 33% o al 65%, respectivamente, sin perjuicio de los incrementos que correspondan en función del número de hijos. Es decir:
    • Con carácter general: 3 x 537,84 = 1.613,52 euros/mes.
    • Con un hijo a cargo: 3,1 x 537,84 = 1.667,30 euros/mes.
    • Con dos hijos/as a cargo: 3,2 x 537,84 = 1.721,09 euros/mes
    • Si algún miembro tiene una discapacidad superior al 65%: 5 x 537,84 = 2.689,2 euros/mes.
    • Etc.
  • La renta del alquiler, más los gastos y suministros básicos (electricidad, gas, agua, pagos de comunidad, teléfono móvil o fijo), sea superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.
  • Ninguno de los miembros de la unidad familiar sea propietario de una vivienda o tenga en usufructo una vivienda en España. Se exceptúan los casos en que la vivienda sea producto de una herencia o transmisión mortis causa o se acredite la indisponibilidad de la misma por divorcio o separación.

Se entiende por unidad familiar la compuesta por la persona que adeuda la renta, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los/as hijos/as, con independencia de su edad, que residan en la vivienda, incluyendo los vinculados por una relación de tutela, guarda o acogimiento familiar y su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita, que residan en la vivienda.

¿Cómo se acredita estar en situación de vulnerabilidad económica?

El inquilino o la inquilina debe acreditarlo ante el arrendador/a mediante la presentación de los siguientes documentos:

  • En caso de situación legal de desempleo, mediante certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.
  • En caso de cese de actividad del/la autónomo/a, mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.
  • El número de personas que habitan en la vivienda habitual:
    • Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
    • Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
  • La declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.
  • Titularidad de los bienes: nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes. Esta declaración sustituirá los anteriores si no pudiesen aportarse y deberá incluir la justificación expresa de los motivos, relacionados con las consecuencias de la crisis del COVID-19, que le impiden tal aportación. Tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas dispondrá del plazo de un mes para la aportación de los documentos que no hubiese facilitado. Se adjunta un modelo de la declaración responsable.

¿Cuál es el plazo para solicitar la moratoria?

Los/as arrendatarios/as que se encuentren en situación de vulneración económica podrán solicitar la moratoria desde el 2 de abril hasta el hasta el 2 de julio de 2020 (el primer plazo era hasta el 2 de mayo, pero se ha ampliado hasta el 2 de julio).

¿Quién debe aplicar el aplazamiento o incluso condonar automáticamente?

Los grandes tenedores, entendiendo por tales a la persona, física o jurídica, que sea titular de más de diez inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 m2, siempre que dicho aplazamiento o la condonación total o parcial de la misma no se hubiera establecido ya con carácter voluntario por acuerdo entre ambas partes.

En el caso de que el acuerdo no se hubiese producido, el arrendador comunicará expresamente al inquilino o arrendatario, en el plazo máximo de 7 días laborables, su decisión, escogida entre las siguientes alternativas:
a) Reducción del 50% del alquiler durante el tiempo que dure el estado de alarma y las mensualidades siguientes si aquel plazo fuera insuficiente en relación con la situación de vulnerabilidad, con un máximo en todo caso de cuatro meses.
b) Aplazamiento del pago del alquiler, que se aplicará de manera automática y que afectará al periodo de tiempo que dure el estado de alarma y a las mensualidades siguientes, prorrogables una a una, si aquel plazo fuera insuficiente en relación con la situación de vulnerabilidad, sin que puedan superarse, en ningún caso, los cuatro meses.

Dicha renta se aplazará, a partir de la siguiente mensualidad de renta arrendaticia, mediante el fraccionamiento de las cuotas durante al menos tres años, que se contarán a partir del momento en el que se supere la situación aludida anteriormente, o a partir de la finalización del plazo de los cuatro meses antes citado, y siempre dentro del plazo a lo largo del cual continúe la vigencia del contrato de arrendamiento o cualquiera de sus prórrogas.

El/la inquilino/a no tendrá ningún tipo de penalización y las cantidades aplazadas serán devueltas al/la arrendador/a sin intereses.

¿Qué pasa con el resto de arrendadores/as?

El/la pequeño/a propietario/a, entendido como aquella persona que cuenta con menos de 10 viviendas en propiedad, podrá aceptar de manera voluntaria la solicitud del aplazamiento temporal del pago de la renta o la condonación total o parcial de la misma, si no se hubiera acordado nada previamente entre las partes.

El/la arrendador/a dispone de un plazo de 7 días para comunicar al/la inquilino/a las condiciones de aplazamiento o de fraccionamiento de la deuda. Si no aceptase ningún acuerdo, entonces el/la inquilino/a podrá tener acceso a un programa de ayudas transitorias de financiación.

Por tanto, para los/as pequeños/as arrendadores/as el aplazamiento o rebaja de la deuda es optativo.

¿Cómo saber si el/la arrendador/a es un gran tenedor?

Lo son las empresas públicas de vivienda, así como la mayoría de las empresas privadas que ejercen el alquiler. Por otra parte, los/as inquilinos/as, en general, lo sabrán. Pero si una persona física o jurídica recibe la solicitud y contesta negativamente diciendo que no es un gran tenedor, se puede verificar en el Registro de la Propiedad metiendo el DNI del/la arrendador/a. El servicio no es gratuito.

¿En qué consisten las ayudas transitorias para el alquiler?

Son préstamos de las entidades bancarias, avalados por el ICO, a las personas que estén en la situación de vulnerabilidad definida anteriormente. Los criterios y requisitos se complementarán a través de una Orden del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Tienen un plazo de devolución de hasta seis años, prorrogable excepcionalmente por otros cuatro, y no supone ningún tipo de gastos e intereses para el solicitante.

Estas ayudas deben dedicarse al pago de la renta del arrendamiento de vivienda y podrán cubrir un importe máximo de seis mensualidades de renta.

También podrán pedirla los/as inquilinos/as de los grandes tenedores.

¿Qué pasa si el hogar vulnerable tampoco puede hacer frente al pago del crédito de ayuda?

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aprobará una Orden en la que regule las ayudas a las familias que no se hayan recuperado de su situación de vulnerabilidad y no puedan hacer frente a la devolución del préstamo. Las ayudas en tales casos podrán ser de hasta hasta 900 euros al mes y de hasta el 100% de la renta arrendaticia o, en su caso, de hasta el 100% del principal e intereses del préstamo que se haya suscrito con el que se haya satisfecho el pago de la renta de la vivienda habitual.

Las Comunidades Autónomas serán las que determinen la cuantía exacta de estas ayudas, dentro de los límites establecidos para este programa.

¿Y si una familia disfruta indebidamente de las medidas aquí previstas?

Se le suspenderá inmediatamente la ayuda, deberá reintegrar las cantidades que haya recibido y se expondrá a la exigencia de responsabilidades por parte de la administración.

Pero entonces, ¿a quién tengo que solicitar la moratoria o reducción del pago del alquiler?

Los modelos de documentos que aparecen a continuación deben enviarse al arrendador o propietario de la vivienda en alquiler.

Plataforma ciudadana: 8 propuestas para afrontar la emergencia social en Leganés

La suspensión brusca de la actividad laboral ha dejado a muchas familias sin ingresos de forma
repentina. Una población que sufría todavía los efectos de la crisis del 2008, se enfrenta a esta
situación sin poder contar con un mínimo ahorro que les permita hacerle frente.
Al mismo tiempo que se producía el fin de la actividad laboral y las declaraciones de ERTE, tuvo
lugar el cierre de oficinas presenciales donde se gestionan los documentos necesarios para
obtener el paro o darse de alta si se venía de trabajos sin contrato. Este es el caso de la
mayoría de las trabajadoras de cuidados y del servicio doméstico, pero también de muchos
trabajadores del sector de la construcción, montaje, repartos, etc.
La situación ha encontrado a muchas personas gestionando los demasiados papeles que tienen
que presentar a Servicios sociales para obtener una ayuda, ya sea regular o de emergencia
(que permita abordar la falta de ingresos para comer y pagar los alquileres de pisos o
habitaciones).
Para acceder a una prestación en Servicios sociales se requiere el empadronamiento, pero
parece que este no se considera un servicio esencial, y no está en funcionamiento presencial.
Esto cierra la puerta a muchas de las personas que se han encontrado bruscamente en esta
situación de necesidad y no saben manejarse o no pueden realizar gestiones telemáticas.
Las dificultades para parte importante de esta población, tanto de acceso a internet, como de
manejo con los procedimientos digitales, como la saturación de los Servicios sociales
(teléfonos que comunican permanentemente, llamadas que tardan semanas en devolverse…)
supone en la práctica una situación de indefensión.
Especialmente grave resulta la condición de personas sin papeles -la economía sumergida que
les deja sin recursos y sin derechos- y las situaciones habitacionales. Ya sean pisos o
habitaciones con derecho a cocina, en éstos, quiénes arriendan no acceden a realizar contrato
o a emitir un documento que demuestre que sus inquilinos o inquilinas lo son realmente,
impidiendo así que estas personas puedan hacer el empadronamiento.
Los datos oficiales de la crisis económica y los datos de las organizaciones como Cáritas, Cruz
Roja, los bancos de alimentos, etc., dicen que el incremento de población en situación de
extrema necesidad está siendo exponencial, y afecta a la salud del conjunto de la población.
Permitir que esta situación avance sin respuestas públicas suficientes ni adecuadas, supondrá
en el futuro inmediato la desestabilización social, la cual constituye una amenaza para la
convivencia ciudadana.
Es por esto que las entidades ciudadanas y sociales firmantes PROPONEMOS:
1.-Reforzar los servicios sociales así como los servicios de información, orientación y apoyo
para la obtención de las prestaciones sociales, prestaciones por desempleo o alta en el paro,
medidas estatales o autonómicas relativas a alquileres, hipotecas, etc.
Esta medida puede aplicarse de forma rápida destinando a estas actuaciones recursos
humanos provenientes de otros servicios. Sistemas como la elaboración de protocolos para larecogida de datos, la realización de trámites o la obtención de documentos, pueden descargar
y agilizar las tareas de los servicios de Trabajo Social, permitiendo una más ágil atención.
2.- Simplificar la documentación que se solicita para acceder a las ayudas de emergencia y
otras prestaciones. Considerar la declaración responsable como alternativa a la petición de
documentación que no pueda gestionarse directamente desde los propios servicios
municipales. Gestionar directamente el resto de documentación que se solicita. Abrir el
servicio de empadronamiento, que resulta esencial en las circunstancias actuales.
3.- Establecer procedimientos que permitan la concesión y recepción urgente de la ayuda. El
hambre no puede esperar. La pérdida de la habitación o el piso en que se vive es una situación
dramática que es urgente evitar.
4.- Establecer criterios inclusivos, que permitan que la población que vive en Leganés y no
tiene su documentación en regla pueda acceder a las ayudas alimentarias, habitacionales y de
salud.
5.-Dar prioridad en el gasto público a la dotación de ayudas y servicios de respuesta directa a
la emergencia.
6.- La atención prioritaria a las necesidades alimenticias, de salud y habitacionales debe
orientar las gestiones municipales ante otras administraciones. Por ejemplo: que el IVIMA
ponga en suspenso el cobro de alquiler a las familias afectadas por la crisis.
7.- Optimizar las ayudas que se dan en alimentación y, por ende el gasto público. Nos
referimos aquí a las raciones que se ofrecen a parte de la población en situación de riesgo. El
coste de cada menú ofrecido es equivalente a la adquisición de una cesta básica compuesta de
leche, aceite, galletas, pasta, arroz y legumbres. Por el valor de dos menús pueden añadirse
leche, huevos, y fruta con la que se podría comer, no sólo una vez al día cinco días a la semana
si no toda la semana, y no sólo uno de los miembros del grupo familiar sino, al menos, cuatro,
resultando más eficaces contra el hambre.
La creación de cestas básicas en los comercios de cercanía permitiría destinar todo el
presupuesto a alimentación, y podrían incluirse higiene y pañales. Permitiría también apoyar al
pequeño comercio, minorando los efectos de la crisis y se adaptaría mejor a las necesidades y
costumbres alimentarias básicas de las familias.
Cualquier medida tomada debe tener en cuenta las enfermedades metabólicas de las
personas, que actualmente no se contemplan, como son la diabetes, celiaquía, etc. Muchas
personas con enfermedades de riesgo nos manifiestan su miedo a que la comida pueda llevar
la pandemia a sus casas.
8.- El diálogo transparente entre la administración y las entidades ciudadanas que
trabajamos en la búsqueda de respuestas y soluciones comunitarias a la actual situación,
constituye una herramienta indispensable para afrontarla.
El establecimiento de cauces de cooperación resulta indispensable para la optimización de los
recursos y la circulación de la información.
Es fundamental que se dé respuesta de manera eficaz, desde el Ayuntamiento y las Entidades
ciudadanas, a la emergencia social surgida de la situación actual.Firmamos estas propuestas:
Las Asociaciones de Vecinos de Arroyo Culebro, Barrio Centro, Leganés Norte, Miguel
Hernández, San Nicasio, Zarzaquemada, Federación Local de Asociaciones de Vecinos de
Leganés. La AMPA de la Escuela de Música Manuel Rodríguez Sales. La Delegación Local de la
FAPA Giner de los Ríos, la Comisión de Educación de Arroyo Culebro (formada por la AV de
este barrio y las AMPAS de los CP Ángel González y Manuel Vázquez Montalbán, y el IES Rafael
Frühbeck de Burgos), la Comisión de Educación de Leganés y las asociaciones de vecinos, que
constituyen el Proyecto del Menor de Leganés, la Red de acogida de Leganés y Leganés para
todas ,todas ellas integradas en la Red de apoyo mutuo constituida en Leganés para apoyar a
quienes sufren los efectos de la pandemia y la crisis económica que ésta ha desatado.

Documento:

HACIA OTRO MODELO DE GESTION MUNICIPAL

Después de analizar la gestión que ha venido realizando el Gobierno municipal desde la legislatura pasada, y ante los problemas derivados de la crisis producida por el coronavirus, la Asociación Vecinal de Zarzaquemada considera que debe haber un cambio de raíz en esta gestión. Para ello, se dan una serie de ideas y se realizan una serie de propuestas, que a nuestro juicio, facilitan el camino hacia el acuerdo entre el gobierno y la oposición.

La situación actual está tan enquistada que requiere de un gobierno que esté dispuesto a dialogar; y de una oposición con voluntad de colaborar, participar y hacer propuestas constructivas por el bien de la población, buscando consensos, que faciliten seguir gobernado para la gentey se frene el lamentable espectáculo político que se viene dando en los plenos.

Ese acuerdo necesita de un proceso de negociaciones abiertas del gobierno con la oposición y los movimientos sociales. La actual situación política exige mover ficha, y quien mayor responsabilidad tiene es el propio gobierno municipal.

Un posible borrador para ese acuerdo debe contemplar:

A) SOLUCIONES INMEDIATAS Y URGENTES ANTE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS.

  1. MEDIDAS MÁS A LARGO PLAZO QUE PERMITAN DAR SOLUCIONES A LOS PROBLEMAS QUE YA VENÍAMOS ARRASTRANDO, QUE REACTIVEN LA ECONOMÍA.

Respecto a la crisis del coronavirus han de adoptarse las medidas siguientes:

  1. Modificar la actual distribución de las partidas recogidas en los presupuestos municipales, dando soluciones a las necesidades que ha generado el coronavirus (servicios sociales, comerciantes, empleo, gente sin techo y sin empleo, etc.).
  1. Fortalecer determinados servicios municipales (principalmente las delegaciones de servicios sociales y educación) para hacer frente a la situación que ya veníamos denunciando, ampliando la plantilla de trabajadores, dotándolos de una partida presupuestaria que les permita hacer frente a las necesidades de cientos de familias que hoy carecen de recursos para garantizar las necesidades más elementales.
  1. Disponer de personal administrativo competente de apoyo a las personas que carecen de conocimientos y no dispongan de las herramientas informáticas necesarias para agilizar y tramitar la correspondiente documentación relativa a las ayudas, (en estos momentos no se puede ir a las bibliotecas por estar cerradas).
  1. Informar a la ciudadanía, mediante notas informativas, bandos municipales y paneles informativos, de las ayudas disponibles, así como de los trámites que se requieren y donde realizarlos.
  1. Atender a la infancia, garantizando el acceso a una alimentación saludable, en los casos de menores que van a quedar afectados por la crisis, dando una cobertura diaria a los mismos (desayuno, comida y cena). Crear una partida para subvencionar el apoyo escolar para los menores de cara al curso 2020/21 a través de las AMPAS.
  1. Reforzar y ampliar el presupuesto del Programa de Español para extranjeros para poder atender a todo el alumnado que se encuentra con la barrera del idioma ya que las aulas de enlace no son suficientes para cubrir la demanda y la necesidad existente.
  1. Violencia de género:
  2. Incrementar las medidas de protección en caso de violencia de género durante el confinamiento y aumentar los recursos económicos para hacer frente a esta situación excepcional. Las mujeres que sufren violencia de género están sufriendo un riesgo mayor a causa del confinamiento, y verán coartada su libertad de movimiento, reduciendo sus posibilidades de petición de ayuda, por lo que hay que dedicarles más recursos y atención.
  1. Campaña informativa en los portales de las viviendas de las medidas de protección, servicios y recursos contra la violencia de género y los teléfonos a los que hay que llamar si la situación así lo requiere y recordando, que ante ruidos extraños, cualquier vecino/a, debe llamar.

8. La pandemia producida por el coronavirus nos obliga a plantearnos, por una parte, el refuerzo de las culturas de prevención (no solamente en materia de higiene sino también de alimentación, basuras, etc.); por otra, el desarrollo de políticas municipales activas de cuidados.

9. Dado que afrontamos una crisis económica derivada de la pandemia, es urgente y necesario que se impulse, desde el gobierno municipal, una red de apoyo ciudadano, en la que participen las organizaciones sociales. Esta red funcionaría primero como gestora laboral (contratando personas para las distintas tareas que pueden derivarse de la gestión municipal), en régimen rotativo, con una partida en los próximos presupuestos. También funcionaría como red solidaria, disponiendo de medios y espacios municipales, para que pueda hacerse frente a las situaciones de emergencia social que ya están sucediendo (alimentos, enseñanza, etc.).

  1. MEDIDAS MÁS A LARGO PLAZO QUE PERMITAN DAR SOLUCIONES A LOS PROBLEMAS QUE YA VENÍAMOS ARRASTRANDO, QUE REACTIVEN LA ECONOMÍA.
  1. Una política industrial y de empleo con iniciativas que generen alternativas para avanzar hacia una sociedad basada en la agricultura, la ecología, el comercio de proximidad, y que dé pasos hacia una economía verde, no consumista.
  1. Cumplimiento del compromiso del la delegación de medio Ambiente de realizar un estudio municipal de los edificios con amianto para proceder a su desamiantado, tema del que ya no se ha vuelto hablar.
  1. Reparación de la red neumática en Zarzaquemada con lo que ello conlleva de tareas complementarias de educación cívica de la población y servicio de mantenimiento de la red.
  1. Es importante establecer una agenda económica de lo que puede producir Leganés, en términos de sostenibilidad, para impulsar microempresas municipales que incorporen al ayuntamiento talentos, proyectos y riquezas.
  1. Unos nuevos presupuestos para 2021 que acaben de una vez con la prórroga permanente del anterior ya obsoleto.
  1. Plan de rehabilitación de viviendas en las zonas que carecen de ascensor.

Consideramos que el momento actual necesita de ese cambio.

Firmado: Asociación Vecinal de Zarzquemada

Leganés 28 de abril de 2020

Documento:

Leganés: el hambre acecha y cientos de vecinos piden ayuda alimentaria

Fernando le despidieron el lunes siguiente a comenzar el confinamiento. Está tramitando el paro, pero en este periodo no es fácil, los trámites burocráticos se eternizan.

Su mujer dio a luz a su segunda hija en esos días. Tienen que pagar un alquiler. Con su sueldo para alimentar a una familia compuesta por una pareja y un hijo, ahora dos, no habían podido hacerse con ningún ahorro.

Hasta que le llegue el paro, un mes, quien sabe si dos, no disponen de ningún ingreso, y están pidiendo comida porque empiezan a pasar hambre.

Rosana trabajaba cuidando a un anciano, sin contrato, claro, estas cosas se cobran en negro. Tiene una hija de siete años y está sola. Su pareja la maltrataba y percibía una ayuda como víctima de violencia de género.

De repente todo se vino abajo. El anciano al que cuidaba falleció víctima de la epidemia de COVID-19 y Rosana lo sufrió como una pérdida porque se había encariñado con él. Pero ademas perdió un ingreso vital para ella.

Al mismo tiempo se acabó su ayuda como maltratada y Rosana no puede pedir paro. Le queda la opción de la Renta Mínima de Inserción, pero no ha podido pedirla hasta que ha finalizado la ayuda que cobraba como víctima de violencia de género.

Tardará alrededor de dos meses, con suerte, y Rosana no tiene ingresos desde hace quince días. Su nevera y su bolsillo están ya vacíos, está pidiendo comida para ella y para su hija porque están empezando a pasar hambre.

Leonor (nombre supuesto) llegó a España desde un país Latinoamericano y solicitó estatuto de refugiada política. Mientras no tenga esos papeles no puede solicitar ningún tipo de ayuda económica.

Leonor no tiene domicilio, vive en una casa donde le dejan dormir en una silla porque no cabe más gente, y le han dicho que se tiene que marchar.

Leonor no sabe cómo va a sobrevivir durante el tiempo que pase hasta que le den unos papeles que tardarán mucho más ahora, por el colapso de la administración tras la avalancha de peticiones de ayudas por el coronavirus.

Ha llamado donde ha podido pidiendo comida, pero tanto Cruz Roja como Cáritas y los Servicios Sociales de Leganés están desbordados. Un ejemplo de esto último ha sido el conocido comedor social de Paquita, cuyos voluntarios se han visto ferozmente atacados por el virus y también han tenido que cerrar.

Juana tiene un hijo de pocos años, está separada y trabajaba de limpiadora en un establecimiento de hostelería sin contrato y con un sueldo mínimo que le daba lo justo para llegar a fin de mes después de pagar los cuatrocientos euros que le cobran por una habitación con derecho a cocina para ella y su chaval.

Cuando cerraron los bares y restaurantes por el coronavirus, Juana se quedó sin nada. Quiere tramitar su derecho a recibir la Renta Mínima de Inserción, pero las oficinas están cerradas.

Hablando por teléfono con Asuntos Sociales le han indicado los documentos que tiene que reunir, pero Juana no sabe cómo hacerlo, no tiene ordenador ni internet para solicitar la documentación que le exigen, ni puede imprimir los documentos. Después tendría que esperar el tiempo que tarden en concederle la ayuda.

El dueño de la habitación ya le ha dicho que si no paga se tiene que ir a final de mes. Ha llamado pidiendo ayuda a todos los teléfonos que han caído en sus manos. Está empezando a pasar hambre y puede quedarse en la calle.

El Proyecto del Menor de Leganés ha recibido en estos días cientos de llamadas de gente como Francisco, Rosana, Leonor y Juana. Todas para pedir comida, y ayuda ante el laberinto burocrático que supone pedir las ayudas a las que teóricamente tienen derecho.

También hay llamadas de casos mucho más simples, de trabajadores con sueldos muy bajos que no han podido acumular ahorros y que se han visto incluidos en expedientes de regulación temporal de empleo, o simplemente despedidos, y que no van a ver ni un euro hasta que consigan tramitar las ayudas.

Las cosas de palacio van despacio, las de la burocracia más. El estomago, en cambio, tiene mucha más prisa.

Si estos ciudadanos terminan llamando al teléfono que el Proyecto del Menor ha habilitado para esta situación, es porque las vías habituales para conseguir alimentos han colapsado en Leganés.

Algunos se enteran de la existencia de este teléfono por el boca a boca, otros llegan rebotados tras una larga peripecia por Cáritas, Cruz roja o los Servicios Sociales. Para casi todos es casi la última posibilidad. Se atiende fundamentalmente a los que tienen hijos pequeños.

El presupuesto de festejos para Cáritas

En medio de esta situación, este viernes se ha celebrado un pleno en el que el equipo de Gobierno se había comprometido a traspasar fondos del presupuesto habilitado para las próximas fiestas de Butarque, previstas para el mes de agosto, para añadirlas a la subvención que se destina a Cáritas.

De 125 000 euros se pasaría a 250 000, el doble. La medida había causado polémica, porque si bien todo el mundo apoya el incremento de la subvención a Cáritas, algunos han criticado que el traspaso de fondos de festejos a esta subvención supone el cerrojazo definitivo a las fiestas de Butarque. Para otros, la inclusión de esta subvención camuflaba otras subvenciones bastante más discutidas y discutibles, como la destinada al Club Deportivo Leganés.

Finalmente, la aportación a Cáritas sí se ha aprobado en el pleno, y Cáritas recibirá un total de 250 000 euros como subvención procedente del ayuntamiento. Otra cosa es cuándo los reciba, porque quienes conocen la burocracia municipal indican un mínimo de mes y medio aproximadamente para que ese dinero esté en manos de la organización.

Sin embargo, Aurelio Carrasquilla, vicario de la organización de asistencia de la Iglesia en la Diócesis de Getafe, a la que pertenece Leganés, ha confirmado a Aquí Madrid que les han asegurado que el plazo para disponer de eso fondos será solo de unos días y que, en cualquier caso, disponen de unos fondos estructurales que les van a permitir continuar la asistencia a los necesitados en las mismas condiciones que ahora, y que esos fondos serán repuestos cuando llegue el dinero que el ayuntamiento les acaba de destinar.

Fuente: https://aqui.madrid/leganes-el-hambre-acecha-y-cientos-de-vecinos-piden-ayuda-alimentaria/

La FAPA denuncia a la Consejería de educación por la alimentación dada por «Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes» a los menores.

LA FAPA “FRANCISCO GINER DE LOS RÍOS” COMIENZA EL PROCEDIMIENTO DE DENUNCIA A LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN POR SU DECISIÓN DE DEJAR EN MANOS DE TELEPIZZA, RODILLA Y VIENA CAPELLANES LA ALIMENTACIÓN DE LOS MENORES.

La FAPA “Francisco Giner de los Ríos” comienza el procedimiento de denuncia
vía administrativa a la Consejería de Educación, al considerar que ha transcurrido
tiempo más que suficiente para reaccionar y haber dado marcha atrás en la decisión
de otorgar a Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes la responsabilidad de llevar a cabo
con sus menús el reparto de comida al alumnado de familias más vulnerables.
A la elección de dichas empresas nos opusimos desde el primer momento,
como ya dijimos en la anterior nota de prensa realizada el pasado día 17 de marzo
(https://cutt.ly/bt7GTCB ), pero ha llegado el momento en el que consideramos que no
podemos, bajo ningún concepto, que se mantenga esta situación derivada de una
nefasta gestión, que no debemos permitir que se perpetúe ni un momento más.
La pregunta que hacemos a la Administración es muy sencilla, ¿darían de
comer ustedes todos los días de la semana de esta forma a sus hijos?, si no es así,
¿por qué lo propician para los hijos e hijas de los demás?
Son tres grandes los errores, al menos, los que están cometiendo y que carecen
de justificación.
El primero de ellos es tomar la decisión, unilateral, por supuesto, como todas
las demás, de ayudar únicamente al alumnado cuyas familias son perceptoras de la
Renta Mínima de Inserción (RMI), siendo abandonadas por la administración el resto
de los beneficiarios de precio reducido en el servicio de comedor escolar. Es decir,
están siendo beneficiados en teoría 11.500 niños y niñas, cuando según los datos
aportados en el último informe del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid,
deberían estar siéndolo 93.367. Por tanto, han sido descolgados más de 81.000
alumnos, de entre los cuales, la mayoría, pertenecen a familias que poseen una renta
per cápita inferior a 4.260 euros.
La segunda que podría ser una justificación puramente económica cae por su
propio peso, no solo porque existen empresas que realizarían la labor por debajo del
precio pactado con Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes, sino también porque esta
decisión ha implicado la realización de unos Expedientes Temporales de Regulación

de Empleo (ERTE) o despidos, asumiendo con ello indemnizaciones por costes
salariales, mantenimiento de la garantía definitiva, alquileres o costes de
mantenimiento de maquinaria o pólizas de seguro, entre otros, que finalmente en su
globalidad supondrá un gasto a la Administración muy superior.
Y por último la tercera, los inexplicables menús que están recibiendo nuestros
hijos e hijas. Resulta irrefutable el informe pericial que hemos presentado junto con la
denuncia firmado por 18 profesionales nutricionistas, que analiza el valor nutricional
de estas comidas.
La actual situación respecto a la alimentación dispensada por la Administración
a las familias perceptoras del RMI vulnera, de pleno, no sólo la normativa específica
sobre alimentación escolar de carácter estatal o regional, sino también los Acuerdos
y Pactos Internacionales suscritos por nuestro país, que no permiten excluir la
obligación de los estados de prestar una alimentación digna y adecuada, ni siquiera
en tiempos de catástrofes.
Además, debemos tener en cuenta que con la distribución de estos menús se
dejan de controlar de forma adecuada, ya no solo las alergias, intolerancias
alimenticias o patologías que requieren manejo nutricional, sino también la posible
contaminación cruzada que pueda existir entre alimentos y que en determinadas
alergias son de respeto ineludible
Es urgente replantear esta situación, ya que la alimentación que en estos
momentos está promoviendo la Administración puede llegar a tener serias
repercusiones en la salud de nuestros hijos e hijas de manera directa e indirecta,
como, por ejemplo, la ingesta continuada de hidratos de carbono de elevado índice
glucémico pueden producir, generando a la larga, resistencia a la insulina o diabetes,
o el simple hecho de que una mala alimentación puede afectar al normal descanso y
al estado emocional.
Es por todo lo anterior, por lo que desde la Federación instamos a la Consejería
de Educación a que realice a un radical cambio de rumbo en esta materia, y retome
las conversaciones con las empresas de comedor que anteriormente suministraban a
los Centros Educativos y que cumplían todos los requisitos nutricionales exigidos en
los pliegos de prescripciones técnicas establecidos en el acuerdo marco para la
prestación del servicio de comedor. Al mismo tiempo, exigimos que no abandone al
resto de las familias vulnerables que están viviendo una situación de desamparo más,
allá de las perceptoras de la RMI.
Agradecemos que algunos Ayuntamientos, viendo las carencias alimenticias
que generan estos menús de comida rápida, están resolviendo esta situación
suplementando estos menús con el reparto y distribución de comida saludable,
reiterando que sería una auténtica irresponsabilidad por parte de la Comunidad de
Madrid el mantener esta situación por más tiempo.
Madrid, 20 de abril del 2020

Documento:

DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA: LA PRIORIDAD DEBE SER EL GASTO SOCIAL ¡YA VAMOS TARDE!

En la pasada nota de prensa ya anunciábamos que, en paralelo a la crisis
sanitaria se manifestaba una grave crisis social y económica. Según el informe
AROPE 2019, en España, 12,3 millones personas (26,1% de la población) se
encontraba en riesgo de pobreza o exclusión social, ya antes de esta crisis.
Esos datos se agravan en estos momentos provocando que, en Leganés,
numerosas familias no puedan atender los costes de las necesidades más
básicas (alquiler de vivienda, gastos de luz y gas, alimentación y productos de
higiene) así como otras que si no se atienden pueden abrir una brecha de
desigualdad muy grave para la convivencia en la ciudad.
Por eso entendemos que la prioridad en la gestión municipal debe ser atender
estas necesidades para evitar esa brecha social, y no dejar que ninguna
persona quede desprotegida. Hay que cuidar a nuestras personas mayores, a
las familias sin ingresos a los niños y niñas, a la gente sin hogar, o con todas
las opciones de verse en la calle (desahucios…).
La mayoría de los ayuntamientos han creado una partida específica, ligada a
un plan de medidas específicas de choque. Incluso el gobierno del país ha
regulado un decreto en el que permite a los ayuntamientos prever este tipo de
gastos. Y en Leganés estamos esperando, ¡YA VAMOS TARDE!, a que el
gobierno de PSOE y Leganemos (Más Madrid) tomaran ya medidas al
respecto.

Sin embargo, lo que vemos es que en el próximo pleno, convocado para el
viernes 24 de abril, llevan modificaciones presupuestarias por un total de
16.917.196€; y ninguna de ellas apunta a programas sociales.
Y no sólo es que en este pleno no va ninguna previsión de gastos para las
necesidades de una parte importante de los vecinos y vecinas de Leganés, con
los que ya estamos colaborando muchos grupos vecinales. Lo que nos parece
más grave es que esos millones, que es la bolsa que tiene el ayuntamiento
para gestionar los recursos públicos, van para gastos que no suponen ninguna
urgencia, como pago de sentencias, juntas de compensación y otros.
POR ESO EXIGIMOS AL ALCALDE QUE ANTES DE COMPROMETER ESE
GASTO, QUE NO ES PRIORITARIO, HAGA UNA MODIFICACIÓN
PRESUPUESTARIA AL MENOS, INICIALMENTE, DE UN MILLÓN DE
EUROS, CON UN PLAN DE ACCIONES QUE DEBEREMOS ABORDAR
DESDE TODAS LAS ORGANIZACIONES QUE ACTÚAN CON PROGRAMAS
SOCIALES EN LA CIUDAD.
Y no queremos que nadie entienda que estamos en una batalla partidista.
Es que esta ciudad, como todos los territorios, o se construye entre
todas, o la hunden unos pocos.
Y desde las asociaciones vecinales apostamos por lo primero
APOSTAMOS POR HACER UN LEGANÉS MÁS IGUALITARIO, CON LA
SOLIDARIDAD DE LA VECINDAD Y CON LA GOBERNANZA DEL
GOBIERNO LOCAL.

FEDERACIÓN LOCAL DE ASOCIACIONES VECINALES DE LEGANÉS

Documento:

UNA CRISIS SANITARIA QUE NOS LLEVA A UNA MAYOR CRISIS ECONÓMICA Y SOCIAL

Leganés es la ciudad de la CAM con mayor incidencia del coronavirus, tanto en
el número de afectados, como en el número de personas que han perdido la
vida a causa de esta pandemia.
El Hospital Severo Ochoa fue el primero en toda España en sufrir el colapso
por la falta de recursos para atender a las personas enfermas. El personal
sanitario no tenía los recursos necesarios para atender en condiciones dignas a
quien llegaba con síntomas a Urgencias; ha habido momentos que ni siquiera
una silla. Y tampoco los profesionales tenían equipos de protección individuales
(EPIS) para protegerse de un posible contagio.
Las residencias de Leganés (8 en la actualidad), también han sido un foco de
dolor, ya que las familias han añadido al dolor de perder a una persona
querida, sin poder despedirse, la angustia de no tener información de su
estado. Hasta 3 semanas han tenido que esperar algunas familias para
localizar a su familiar fallecido para poder enterrarle. Nuestras residencias
están atendidas por empresas privadas, en muchos casos de fondos de
inversión y fondos buitre o constructoras, que sólo pretenden el beneficio
económico a costa de las personas, tanto residentes como trabajadoras, que
en muchos casos han estado desarrollando su labor sin material de protección.
Por eso lo primero que queremos hacer es dar las GRACIAS. Gracias a todos
y todas las profesionales que se han preocupado por las personas afectadas y
sus familias y las han cuidado: personal sanitario y cuidadores. Pero también a
los que están trabajando para poder frenar este virus mientras nosotros nos
cuidamos en nuestras casas: personal municipal, transporte, investigación,
cuerpos de seguridad, medios de comunicación, voluntariado…
Gracias a la solidaridad de asociaciones y de tantas vecinas y vecinos que han
hecho aportaciones para adquirir material -o lo han elaborado de forma
gratuita- para el personal sanitario del Hospital, fundamentalmente, aunque
también para algunas residencias. El pueblo de Leganés ha dado muestra, una
vez más, de que es un pueblo solidario, que aporta lo que tiene cuando se
necesita. Las asociaciones vecinales hemos aportado material sanitario y
estamos colaborando con la Universidad Carlos III en el montaje de las viseras

y la red ayuda mutua creada para el apoyo psicológico y realizar compras a los
más vulnerables.
La crisis sanitaria de una forma u otra mitigará y acabará por desaparecer. No
sabemos cuándo.
Sin embargo, lo que todavía no se ha manifestado en toda su realidad, debido
al parón económico en el que nos encontramos, es la crisis económica y social.
Antes de la llegada del COVID 19 en nuestra sociedad los índices de
desigualdad social y la cantidad de personas en riesgo de pobreza eran de los
mas altos de la UE, según el informe AROPE 2019, en España, 12,3 millones
personas (26,1% de la población). Tampoco habíamos salido de los efectos de
la crisis del 2008 que dejó una economía frágil para las familias, un mercado
laboral basado en la precariedad y una enorme deuda pública, familiar y
privada, con lo que esto conlleva de pago de intereses, recortes y limitaciones
en la inversión pública. Ya a día de hoy sabemos que la crisis del COVID 19
está suponiendo un varapalo para muchas familias que se van a quedar sin
ingresos de ningún miembro de la familia. Todavía no somos conscientes
porque estamos prestando más atención a la situación de salud, por su
urgencia, pero esta situación es real.
Los distintos gobiernos están tomando acuerdos para atajar esta falta de
ingresos de muchas familias. Será el Ayuntamiento de Leganés, como la
administración más cercana, quien tenga que gestionar las ayudas sociales
para que lleguen a quienes lo necesitan: familias sin ingresos, personas sin
techo, personas mayores solas, menores… Y nosotros vamos a estar vigilantes
para que así sea.
Pero además lo que reclamamos del Ayuntamiento de Leganés, en estos
momentos más que nunca, es que ponga como prioridad de su gestión la
atención a familias y personas sin recursos y aquellos que demanden una
atención social como mayores solos, menores, sin techo…. Eso conllevará la
mejora de ciertos servicios municipales y la puesta a disposición de
recursos económicos. Así como un cambio en la actitud de esta corporación
que tiene que empezar a tener en cuenta y apoyar el trabajo del tejido
asociativo y no verlo como a un enemigo.

Pero es seguro que no siempre se aplicará con eficacia y somos nosotras
quienes vamos a convivir en nuestros barrios con familias que van a necesitar
de la solidaridad de las vecinas y vecinos para afrontar las necesidades
básicas (alimentación, pago de alquileres, consumos del hogar,
medicamentos, necesidades de las niñas y niños…). Y no podemos fallarles.
Desde las asociaciones vecinales vamos a fomentar las redes sociales que
existen en la ciudad para coordinar todos los esfuerzos y recursos que sean
necesarios para atajar estas situaciones. Por último informar que hemos abierto
una cuenta para recibir aportaciones de todas y todos los vecinos para poder
abordar esta tarea de Red Social de ayuda Vecinal.
Podrás aportar en el número de cuenta de la FLAV – Ayuda social
Cuenta: IBAN ES64 3067 0160 6428 2504 3926
PARA QUE NO QUEDE NINGUNA PERSONA FUERA

Leganés, 19 de abril de 2020


FEDERACIÓN LOCAL DE ASOCIACIONES VECINALES DE LEGANÉS

Documento:

24 de abril: súmate desde tu balcón a una manifestación global por el clima

En el contexto de la emergencia sanitaria actual y la posterior salida económica, cientos de organizaciones sociales bajo el paraguas de Fridays for Future, 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima convocan a la ciudadanía a una acción global por el clima el próximo viernes 24 de abril a las 22:00 para reivindicar una vuelta que ponga en el centro el medio ambiente y a las personas y tenga en cuenta criterios de justicia social y climática.

Para ello, las organizaciones, entre las que se encuentra la FRAVM, que participa en Alianza por el Clima, invitan a una manifestación a través de proyecciones de sombras y sonidos en fachadas que se reflejará en las redes mediante fotos y vídeos, con el HT #AcciónGlobalPorElClima24A.

Con la convicción de que cada crisis es una crisis y debe ser tratada como tal, las organizaciones convocantes son conscientes de que no es momento de interferir en la lucha contra la pandemia ni de detraer recursos de ella y, por eso, esta convocatoria impulsada por el colectivo Fridays for Future en todo el mundo bajo el marco de “Global Strike for Climate”, sitúa su centro en las fachadas y las redes y llama a la reflexión y a sentar las bases para actuaciones futuras, más concretas y contundentes.

La crisis climática sigue siendo una realidad y, pese a estar formalmente declarada desde muchas instituciones, sigue sin ser reconocida como tal por algunos dirigentes, que optan por desoír las indicaciones científicas a través de una inacción culpable.

“La humanidad se enfrenta a una emergencia climática sin precedentes en la que también es necesario actuar con la responsabilidad de proteger la vida en primer lugar. El calentamiento global es consecuencia directa del modelo de producción y consumo que arriesga la supervivencia como especie, al basarse en la explotación ilimitada de los recursos naturales, impactando de manera injusta en las poblaciones más pobres y vulnerables”, señalan las organizaciones en el manifiesto de la jornada de acción global.

Esta defensa de la supervivencia debe llevar a los gobiernos a asumir el estado de emergencia climática y, por tanto, tomar medidas ambiciosas y drásticas. Actuar con contundencia hoy frente a la emergencia climática evitará los peores impactos ambientales y sociales en el futuro. Por ello, las organizaciones proponen salir del inmovilismo actual y transformar la actividad económica de un modo climática y socialmente justo. En el manifiesto, apuntan las actuaciones que se deberían llevar a cabo teniendo en cuenta dos principios básicos:

– Desde el punto de vista climático, enfrentar una reducción drástica de las emisiones netas de gases de efecto invernadero, en línea con las indicaciones científicas y alcanzando la neutralidad lo más rápidamente posible.

– Desde el punto de vista social, consideración absolutamente prioritaria de las personas y de los colectivos vulnerables, garantizando para ellos unas condiciones de vida dignas.

Puedes ver el manifiesto completo de #AcciónGlobalPorElClima24A en el siguiente enlace.

Fuente: https://aavvmadrid.org/medio-ambiente/24-de-abril-sumate-desde-tu-balcon-a-una-manifestacion-global-por-el-clima/

LA ASOCIACIÓN VECINAL DE ZARZAQUEMADA SE SOLIDARIZA CON EL CENTRO DE ATENCIÓN PRIMARIA “MENDIGUCHÍA CARRICHE”

Atendiendo a  la llamada de solidaridad y apoyo de l@s trabajadores/as de este Centro para garantizar la  seguridad en su trabajo, hemos contribuido con el gasto de los materiales necesarios para la  confección de 72 batas, que está realizando el sastre de nuestra ciudad Luis Santos , también de forma solidaria,  haciendo hoy mismo de la primera entrega.

Queremos hacer llegar nuestra solidaridad  a tod@s l@s tranajadores/as de la Sanidad y demás servicios esenciales que están contribuyendo con su trabajo a terminar con esta pandemia.

COMUNICADO CONJUNTO DE LOS GRUPOS POLÍTICOS DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL DEL AYUNTAMIENTO DE LEGANÉS SOBRE LA SITUACIÓN DERIVADA DEL CORONAVIRUS EN NUESTRA CIUDAD.

Ante la situación que estamos viviendo de manera particularmente grave e intensa en nuestra
Ciudad, como consecuencia del Coronavirus, los Grupos Políticos de la Corporación de Leganés
queremos expresar públicamente este mensaje de unidad:
En primer lugar, homenajear a todas las víctimas de esta pandemia y enviar nuestro pésame y
toda nuestra solidaridad y afecto a sus familias y todo el ánimo por parte de la Corporación
Municipal.
En segundo lugar, agradecer a todas las personas que están luchando activamente en la
erradicación de este virus el ingente esfuerzo que están realizando: profesionales sanitarios,
Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, empleados públicos de los servicios esenciales de todas las
Administraciones Públicas, personas voluntarias (especialmente a las de Protección Civil),
comerciantes, etc y muy particularmente a las personas que trabajan en el Hospital Severo
Ochoa de Leganés y en el hospital de campaña implantado en el Polideportivo Municipal Carlos
Sastre, así como en las residencias de personas mayores ubicadas en nuestra Ciudad.
Somos conscientes de que estamos ante una situación inédita y compleja que se está
desarrollando en un contexto global en todos los países del mundo y que en el contexto europeo
no está suponiendo una concertación de acciones frente al virus como hubiera sido deseable,
de tal manera que cada país está adoptando las decisiones que en función de la interpretación
que hace de sus propios datos.
En nuestro caso, estando históricamente las competencias sanitarias transferidas en la
Comunidades Autónomas, tras la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno de
España, la dirección de la situación en el ámbito sanitario se está liderando por el Ministerio de
Sanidad en coordinación/cooperación con las Consejerías de Sanidad de la Comunidades
Autónomas, en nuestro caso, con la Comunidad de Madrid.
Como hemos expuesto anteriormente, Leganés por sus propias características demográficas, no
en vano somos una de las ciudades europeas con mayor índice de longevidad, llevamos semanas
viviendo una situación realmente crítica y dramática tanto en el Hospital Severo Ochoa como en
muchas de las residencias de mayores que existen en nuestra Ciudad, con un número de
contagios y muertes particularmente elevado.

Es por ello que a través de este comunicado queremos volver a poner de manifiesto que desde
el Ayuntamiento de Leganés, vamos a seguir haciendo todo lo que sea necesario para evitar la
propagación del virus y limitar el número de víctimas en nuestra Ciudad, como hemos hecho con
la puesta en marcha del hospital de campaña antes referido, pero también queremos desde aquí
solicitar a las autoridades sanitarias (Estado y Comunidades Autónomas) que dediquen una
especial atención a lo que está ocurriendo en Leganés y reiterarles que estamos a su disposición
para todo aquello en lo que podamos colaborar para garantizar la salud de nuestros vecinos/as
y limitar el número de víctimas. Igualmente queremos resaltar la solicitud de que nuestra Ciudad
cuente con un segundo hospital, tal y como se viene reclamando desde hace tiempo y cuya
necesidad la actual crisis sanitaria ha evidenciado.
Asimismo y en línea con lo planteado por la FEMP en su declaración institucional, solicitamos a
los Gobiernos de España y de la Comunidad de Madrid mayor flexibilidad en un clima consenso
en la aplicación de las medidas económicas urgentes establecidas en el Real Decreto-Ley que
establece el estado de alarma.
Por último, queremos recordar que si bien en este momento la prioridad pasa no sólo por
coadyuvar a que el virus detenga su expansión, sino por evitar el máximo número de secuelas y
muertes posible, no somos ajenos a que cuando la situación comience a calmarse tendremos
otros también importantes retos que afrontar como la previsible crisis de empleo y económica
que se avecina, sin olvidar algunas cuestiones que se estaban produciendo con anterioridad a
esta crisis, pero que se irán retomando progresivamente conforme la situación lo permita.


En Leganés, a 14 de abril de 2020.


GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA
GRUPO MUNICIPAL MÁS MADRID-LEGANEMOS
GRUPO MUNICIPAL UNIÓN POR LEGANÉS-ULEG
GRUPO MUNICIPAL POPULAR
GRUPO MUNICIPAL CIUDADANOS
GRUPO MUNICIPAL UNIDAS PODEMOS-IU
GRUPO MUNICIPAL VOX

Pdf del comunicado: