Invisibilidad en los responsables políticos

La solidaridad puede ayudar a luchar contra el hambre pero solo las instituciones pueden impedir que las familias sin ingresos se queden en la calle. Los responsables políticos «eluden su responsabilidad y valoran más el formalismo que el bienestar de las personas.y sus medidas no han sido hasta la fecha suficientes», tal y como recordó el relator de la ONU en su informe sobre la pobreza en España el lunes 5 de julio, señalando la burocracia como una de las principales causas de exclusión social. Urgen políticas públicas que garanticen soluciones alimentarias y habitacionales para quienes no puedan pagarlas.

Total de familias y personas atendidas desde abril
Proyecto Ciudadano del Menor de Leganés y Red de Ayuda Mutua de Leganés

Fuente: http://defensordelmenordeleganes.blogspot.com/2020/07/invisibilidad-en-los-responsables.html?m=0

Pobreza infantil y exclusión social en Leganés

El 26.8% de los niños y niñas de España están en riesgo de pobreza infantil y exclusión social. Estimamos que alrededor del 15% lo está en nuestro municipio de Leganés -apróximadamente 9000 menores. Tanto nuestros datos como los de entidades sociales como Cáritas, Save the Children, Cruz Roja son estremecedores. Este segmento de la población y sus familias es el más castigado en esta pandemia, tanto a nivel sociosanitario como educativo. Es vital que las Administraciones competentes empleen todos sus recursos para dar una respuesta fácil y ágil a todas las personas que se encuentran en situación de extrema necesidad. La respuesta es ahora. 

Fuente: http://defensordelmenordeleganes.blogspot.com/2020/07/pobreza-infantil-y-exclusion-social-en.html?m=1

Sigue pendiente una respuesta ágil de las Administraciones

La situación de emergencia social provocada por la pandemia requiere una respuesta coordinada de las Administraciones públicas. Urge una atención inmediata a toda persona en situación o riesgo de exclusión social junto con medidas de acompañamiento ágiles y suficientes que permitan una salida digna a las situaciones de necesidad social.

Fuente: https://ecoleganes.org/2020/06/15/sigue-pendiente-una-respuesta-agil-de-las-administraciones/

Ningún alumno de Leganés se quedará sin EVAU por falta de dinero para las tasas

El Proyecto del Menor consigue su objetivo al lograr el apoyo del CD Leganés que aportará el dinero necesario para todos los alumnos del municipio

La propuesta del profesor Rafaél Fontán lanzada a través de las redes por iniciativa del Proyecto Ciudadano del Menor planteaba, como en su momento publicó Aqui Madrid, una recogida de firmas para evitar que la falta de dinero para pagar las tasas impidiera a alumnos con un expediente destacado en bachillerato acceder a las pruebas de Evaluación de Acceso a la Universidad.

Tras la repercusión en muchos medios de comunicación de la noticia se han alcanzado más de 17.000 firmas. Y siguen subiendo. En su momento se harán llegar a la Consejería de Educación y al Ministerio para que el problema se solucione en todos los lugares.

En Leganés ya hay solución

En los barrios y localidades obreras, los alrededor de doscientos euros que hay que pagar como tasas para conseguir primero el titulo de Bachiller y después el acceso a las pruebas de EVAU son inaccesibles para muchos alumnos y sus familias.  Esa cantidad supone en muchos casos más de una cuarta parte de los ingresos mensuales de la familia. 

Este año, cuando se acerca  el 20 de junio de 2020, y en un plazo que suele oscilar en torno a las 48 horas, las familias de los estudiantes se enfrentarán a este gasto en una época en que la epidemia de la COVID-19 ha supuesto la caída en el paro fulminante de muchas personas que, por el retraso en la tramitación, aun no han recibido ninguna ayuda. 

El problema no es de este año. En años anteriores, el Proyecto Ciudadano del Menor ya había detectado la necesidad de financiar las tasas de numerosos alumnos. Eran los institutos los que se dirigían a los miembros del Proyecto para solicitar las ayudas que impidieran a esos alumnos quedarse tirados sin poder acceder a la universidad, y todos los años se han venido financiando las tasas de varios alumnos.

También los profesores de instituto hacían colectas en sus centros para conseguir el dinero de las tasas para algunos de sus chavales. Tras el éxito de la iniciativa, Rafael Fontán, uno de los profesores de más prestigio en Leganés, tanto por su labor docente como por su vertiente de escritor, se puso en contacto con la concejalía de Educación del Municipio y ésta, a su vez, acudió a la Fundación del CD Leganés, que puso a disposición de la idea los fondos necesarios para pagar las tasas de todos los chavales que lo precisen a partir de ahora, ya que algunos ya han recibido la subvención del Proyecto del Menor. 

Fue también la Concejalia de Educación la que decidió que la mejor manera de canalizar ese dinero para que llegara a la totalidad de los alumnos necesitados era a través de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA), que será la que finalmente se encargará de localizar a todos los chavales que necesiten el dinero para acceder al examen y pagar sus tasas. 

Mientras, el Club Deportivo Leganés comienza mañana ante el Valladolid otra prueba igual de dura y difícil: el intento de salvar la categoría de Primera División. Vienen jornadas decisivas para mucha gente en Leganés.

Fuente: https://aqui.madrid/ningun-alumno-de-leganes-se-quedara-sin-evau-por-falta-de-dinero-para-las-tasas/

Somos barrio, somos ciudadanía solidaria

521 personas atendidas, 185 de ellas menores…. cifras desoladoras que, junto a las de otros colectivos como Cáritas, Cruz Roja, los bancos de alimentos, etc. nos hacen ver que la pandemia está golpeando de forma brutal a los de siempre mientras llega una respuesta suficiente de los poderes públicos.

El pasado 30 de abril realizamos ocho propuestas ante la emergencia social provocada por el COVID.19:

1.-Reforzar los servicios sociales así como los servicios de información, orientación y apoyo para la obtención de las prestaciones sociales, prestaciones por desempleo o alta en el paro, medidas estatales o autonómicas relativas a alquileres, hipotecas, etc. Esta medida puede aplicarse de forma rápida destinando a estas actuaciones recursos humanos provenientes de otros servicios. Sistemas como la elaboración de protocolos para la recogida de datos, la realización de trámites o la obtención de documentos, pueden descargar y agilizar las tareas de los servicios de Trabajo Social, permitiendo una más ágil atención.

2.- Simplificar la documentación que se solicita para acceder a las ayudas de emergencia y otras prestaciones. Considerar la declaración responsable como alternativa a la petición de documentación que no pueda gestionarse directamente desde los propios servicios municipales. Gestionar directamente el resto de documentación que se solicita. Abrir el servicio de empadronamiento, que resulta esencial en las circunstancias actuales.

3.- Establecer procedimientos que permitan la concesión y recepción urgente de la ayuda. El hambre no puede esperar. La pérdida de la habitación o el piso en que se vive es una situación dramática que es urgente evitar.

4.- Establecer criterios inclusivos, que permitan que la población que vive en Leganés y no tiene su documentación en regla pueda acceder a las ayudas alimentarias, habitacionales y de salud.

5.-Dar prioridad en el gasto público a la dotación de ayudas y servicios de respuesta directa a la emergencia.

6.- La atención prioritaria a las necesidades alimenticias, de salud y habitacionales debe orientar las gestiones municipales ante otras administraciones. Por ejemplo: que el IVIMA ponga en suspenso el cobro de alquiler a las familias afectadas por la crisis.

7.- Optimizar las ayudas que se dan en alimentación y, por ende el gasto público. Nos referimos aquí a las raciones que se ofrecen a parte de la población en situación de riesgo. El coste de cada menú ofrecido es equivalente a la adquisición de una cesta básica compuesta de leche, aceite, galletas, pasta, arroz y legumbres. Por el valor de dos menús pueden añadirse leche, huevos, y fruta con la que se podría comer, no sólo una vez al día cinco días a la semana si no toda la semana, y no sólo uno de los miembros del grupo familiar sino, al menos, cuatro, resultando más eficaces contra el hambre. La creación de cestas básicas en los comercios de cercanía permitiría destinar todo el presupuesto a alimentación, y podrían incluirse higiene y pañales. Permitiría también apoyar al pequeño comercio, minorando los efectos de la crisis y se adaptaría mejor a las necesidades y costumbres alimentarias básicas de las familias. Cualquier medida tomada debe tener en cuenta las enfermedades metabólicas de las personas, que actualmente no se contemplan, como son la diabetes, celiaquía, etc. Muchas personas con enfermedades de riesgo nos manifiestan su miedo a que la comida pueda llevar la pandemia a sus casas.

8.- El diálogo transparente entre la administración y las entidades ciudadanas que trabajamos en la búsqueda de respuestas y soluciones comunitarias a la actual situación, constituye una herramienta indispensable para afrontarla. El establecimiento de cauces de cooperación resulta indispensable para la optimización de los recursos y la circulación de la información. Es fundamental que se dé respuesta de manera eficaz, desde el Ayuntamiento y las Entidades ciudadanas, a la emergencia social surgida de la situación actual.

Fuente: http://defensordelmenordeleganes.blogspot.com/2020/06/somos-barrio-somos-ciudadania-solidaria.html

COMUNICADO PROYECTO CIUDADANO DEL MENOR DE LEGANÉS

LA EMERGENCIA ALIMENTARIA EN LEGANÉS ¿ESTÁ RESUELTA?
El Proyecto Ciudadano del Menor de Leganés ha atendido, hasta el momento, dentro de la Red de Ayuda
Mutua a un total de 165 menores.
Recibimos con inquietud la noticia de que a partir del 31 de mayo dejan de darse los menús municipales que
venían recibiendo tanto las familias que perciben una RMI como quienes están en trámite de recibirla o no
pueden acceder a dicha prestación al no cumplir alguno de los requisitos formales; familias refugiadas que
todavía están esperando regularizar su situación; familias que se han quedado sin trabajo y sin ingresos y
nunca habían tenido que solicitar ayudas…
Según nos indican algunas de las personas afectadas, se les ha comunicado que cesa la entrega de comidas,
enviándose a los y las menores con beca de comedor a los repartos de la Comunidad de Madrid. Para el
resto se abre un proceso de estudio de cada situación para gestionar, si son posibles, ayudas que están por
determinar.
Nos preguntamos cómo está previsto que quienes no tienen RMI continúen recibiendo, mientras tanto, al
menos un menú. Un menú que ya era insuficiente, por lo que se aprobó por unanimidad en el Pleno
municipal aumentarlo a tres o sustituirlo, lo que resultaría más económico y más eficaz, por un bono
canjeable por alimentos, como hemos solicitado diecisiete entidades vecinales de este municipio. En dicho
pleno, el Alcalde Presidente hizo un reconocimiento a la Red de Ayuda Mutua por el trabajo que venimos
desarrollando. Lo que necesitamos es, en realidad, no tanto agradecimientos como soluciones reales para las
familias en situación de necesidad.
El hambre no puede esperar, el hambre infantil no solo no espera, es imperdonable. Queremos suponer que
se han tomado medidas alternativas urgentes que se pondrán en marcha el 1 de junio, pero, hasta ahora, las
desconocemos y pedimos nos sean comunicadas.
Sí sabemos que las familias están llegando a nuestra red de apoyo y a otras entidades ciudadanas, ninguna
de las cuales tiene fondos inagotables. La solidaridad vecinal puede actuar, y así lo ha hecho, como una red
de atención urgente mientras se organizan respuestas públicas a la emergencia sobrevenida, pero no puede
ser la solución municipal permanente a la situación de extrema necesidad de su ciudadanía.
Proyecto Ciudadano del Menor de Leganés
PROYECTO CIUDADANO DEL MENOR DE LEGANÉS:
Este proyecto está sostenido por las siguientes entidades sociales del municipio: AAVV Barrio Centro, San Nicasio,
Vereda de Estudiantes y Zarzaquemada; Comisión de Educación de Arroyo Culebro (AVV de Arroyo Culebro, AMPA
Manuel Vázquez Montalbán, AMPA Ángel González y AMPA Rafael Frühbeck de Burgos); Comisión de Educación de
Leganés; y Delegación Local de la FAPA Giner de los Ríos.

Documento:

Escolarización 2020/2021

Si tienes que presentar de manera presencial la solicitud de escolarización de tus hijos e hijas y tienes dudas, no estás sol@, la @FAPA_LEGANES te ayuda.

✔️ PIDE CITA PREVIA:
☎️ 633 04 34 55
📧 dleganes@fapaginerdelosrios.org

📍CEIP VÍCTOR PRADERA

📅 Horarios en cartel

La emergencia sanitaria ha dado paso a la emergencia social.

Nuestra Asociación forma parte, como sabéis del proyecto del Menor de Leganés. Desde que se ha producido el estado de Alarma, hemos participado en la Red Vecinal de Ayuda Mutua, red desde la que intentamos ayudar a todas las familias a superar la crisis económica que la pandemia ha provocado.

Desde la primera semana de abril hasta ahora, hemos podido apoyar a  84 familias, de ellas: 

Total personas adultas: 121

Total menores: 100    (Hasta 2 años: 29,  De 3 a 6: 15    De 7 a 12: 37    De 12 a 16: 19)

Tenemos el convencimiento de que la solidaridad vecinal es imprescindible para estos momentos de emergencia, y queremos dar las gracias a todas las personas que lo estáis haciendo posible con vuestras aportaciones.

Pero también tenemos la convicción de que los servicios públicos pueden y deben dar una respuesta urgente, decidida e integradora a estas situaciones, y por ello estamos peleando.

Saludos solidarios.

Leganés: el hambre acecha y cientos de vecinos piden ayuda alimentaria

Fernando le despidieron el lunes siguiente a comenzar el confinamiento. Está tramitando el paro, pero en este periodo no es fácil, los trámites burocráticos se eternizan.

Su mujer dio a luz a su segunda hija en esos días. Tienen que pagar un alquiler. Con su sueldo para alimentar a una familia compuesta por una pareja y un hijo, ahora dos, no habían podido hacerse con ningún ahorro.

Hasta que le llegue el paro, un mes, quien sabe si dos, no disponen de ningún ingreso, y están pidiendo comida porque empiezan a pasar hambre.

Rosana trabajaba cuidando a un anciano, sin contrato, claro, estas cosas se cobran en negro. Tiene una hija de siete años y está sola. Su pareja la maltrataba y percibía una ayuda como víctima de violencia de género.

De repente todo se vino abajo. El anciano al que cuidaba falleció víctima de la epidemia de COVID-19 y Rosana lo sufrió como una pérdida porque se había encariñado con él. Pero ademas perdió un ingreso vital para ella.

Al mismo tiempo se acabó su ayuda como maltratada y Rosana no puede pedir paro. Le queda la opción de la Renta Mínima de Inserción, pero no ha podido pedirla hasta que ha finalizado la ayuda que cobraba como víctima de violencia de género.

Tardará alrededor de dos meses, con suerte, y Rosana no tiene ingresos desde hace quince días. Su nevera y su bolsillo están ya vacíos, está pidiendo comida para ella y para su hija porque están empezando a pasar hambre.

Leonor (nombre supuesto) llegó a España desde un país Latinoamericano y solicitó estatuto de refugiada política. Mientras no tenga esos papeles no puede solicitar ningún tipo de ayuda económica.

Leonor no tiene domicilio, vive en una casa donde le dejan dormir en una silla porque no cabe más gente, y le han dicho que se tiene que marchar.

Leonor no sabe cómo va a sobrevivir durante el tiempo que pase hasta que le den unos papeles que tardarán mucho más ahora, por el colapso de la administración tras la avalancha de peticiones de ayudas por el coronavirus.

Ha llamado donde ha podido pidiendo comida, pero tanto Cruz Roja como Cáritas y los Servicios Sociales de Leganés están desbordados. Un ejemplo de esto último ha sido el conocido comedor social de Paquita, cuyos voluntarios se han visto ferozmente atacados por el virus y también han tenido que cerrar.

Juana tiene un hijo de pocos años, está separada y trabajaba de limpiadora en un establecimiento de hostelería sin contrato y con un sueldo mínimo que le daba lo justo para llegar a fin de mes después de pagar los cuatrocientos euros que le cobran por una habitación con derecho a cocina para ella y su chaval.

Cuando cerraron los bares y restaurantes por el coronavirus, Juana se quedó sin nada. Quiere tramitar su derecho a recibir la Renta Mínima de Inserción, pero las oficinas están cerradas.

Hablando por teléfono con Asuntos Sociales le han indicado los documentos que tiene que reunir, pero Juana no sabe cómo hacerlo, no tiene ordenador ni internet para solicitar la documentación que le exigen, ni puede imprimir los documentos. Después tendría que esperar el tiempo que tarden en concederle la ayuda.

El dueño de la habitación ya le ha dicho que si no paga se tiene que ir a final de mes. Ha llamado pidiendo ayuda a todos los teléfonos que han caído en sus manos. Está empezando a pasar hambre y puede quedarse en la calle.

El Proyecto del Menor de Leganés ha recibido en estos días cientos de llamadas de gente como Francisco, Rosana, Leonor y Juana. Todas para pedir comida, y ayuda ante el laberinto burocrático que supone pedir las ayudas a las que teóricamente tienen derecho.

También hay llamadas de casos mucho más simples, de trabajadores con sueldos muy bajos que no han podido acumular ahorros y que se han visto incluidos en expedientes de regulación temporal de empleo, o simplemente despedidos, y que no van a ver ni un euro hasta que consigan tramitar las ayudas.

Las cosas de palacio van despacio, las de la burocracia más. El estomago, en cambio, tiene mucha más prisa.

Si estos ciudadanos terminan llamando al teléfono que el Proyecto del Menor ha habilitado para esta situación, es porque las vías habituales para conseguir alimentos han colapsado en Leganés.

Algunos se enteran de la existencia de este teléfono por el boca a boca, otros llegan rebotados tras una larga peripecia por Cáritas, Cruz roja o los Servicios Sociales. Para casi todos es casi la última posibilidad. Se atiende fundamentalmente a los que tienen hijos pequeños.

El presupuesto de festejos para Cáritas

En medio de esta situación, este viernes se ha celebrado un pleno en el que el equipo de Gobierno se había comprometido a traspasar fondos del presupuesto habilitado para las próximas fiestas de Butarque, previstas para el mes de agosto, para añadirlas a la subvención que se destina a Cáritas.

De 125 000 euros se pasaría a 250 000, el doble. La medida había causado polémica, porque si bien todo el mundo apoya el incremento de la subvención a Cáritas, algunos han criticado que el traspaso de fondos de festejos a esta subvención supone el cerrojazo definitivo a las fiestas de Butarque. Para otros, la inclusión de esta subvención camuflaba otras subvenciones bastante más discutidas y discutibles, como la destinada al Club Deportivo Leganés.

Finalmente, la aportación a Cáritas sí se ha aprobado en el pleno, y Cáritas recibirá un total de 250 000 euros como subvención procedente del ayuntamiento. Otra cosa es cuándo los reciba, porque quienes conocen la burocracia municipal indican un mínimo de mes y medio aproximadamente para que ese dinero esté en manos de la organización.

Sin embargo, Aurelio Carrasquilla, vicario de la organización de asistencia de la Iglesia en la Diócesis de Getafe, a la que pertenece Leganés, ha confirmado a Aquí Madrid que les han asegurado que el plazo para disponer de eso fondos será solo de unos días y que, en cualquier caso, disponen de unos fondos estructurales que les van a permitir continuar la asistencia a los necesitados en las mismas condiciones que ahora, y que esos fondos serán repuestos cuando llegue el dinero que el ayuntamiento les acaba de destinar.

Fuente: https://aqui.madrid/leganes-el-hambre-acecha-y-cientos-de-vecinos-piden-ayuda-alimentaria/

La FAPA denuncia a la Consejería de educación por la alimentación dada por «Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes» a los menores.

LA FAPA “FRANCISCO GINER DE LOS RÍOS” COMIENZA EL PROCEDIMIENTO DE DENUNCIA A LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN POR SU DECISIÓN DE DEJAR EN MANOS DE TELEPIZZA, RODILLA Y VIENA CAPELLANES LA ALIMENTACIÓN DE LOS MENORES.

La FAPA “Francisco Giner de los Ríos” comienza el procedimiento de denuncia
vía administrativa a la Consejería de Educación, al considerar que ha transcurrido
tiempo más que suficiente para reaccionar y haber dado marcha atrás en la decisión
de otorgar a Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes la responsabilidad de llevar a cabo
con sus menús el reparto de comida al alumnado de familias más vulnerables.
A la elección de dichas empresas nos opusimos desde el primer momento,
como ya dijimos en la anterior nota de prensa realizada el pasado día 17 de marzo
(https://cutt.ly/bt7GTCB ), pero ha llegado el momento en el que consideramos que no
podemos, bajo ningún concepto, que se mantenga esta situación derivada de una
nefasta gestión, que no debemos permitir que se perpetúe ni un momento más.
La pregunta que hacemos a la Administración es muy sencilla, ¿darían de
comer ustedes todos los días de la semana de esta forma a sus hijos?, si no es así,
¿por qué lo propician para los hijos e hijas de los demás?
Son tres grandes los errores, al menos, los que están cometiendo y que carecen
de justificación.
El primero de ellos es tomar la decisión, unilateral, por supuesto, como todas
las demás, de ayudar únicamente al alumnado cuyas familias son perceptoras de la
Renta Mínima de Inserción (RMI), siendo abandonadas por la administración el resto
de los beneficiarios de precio reducido en el servicio de comedor escolar. Es decir,
están siendo beneficiados en teoría 11.500 niños y niñas, cuando según los datos
aportados en el último informe del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid,
deberían estar siéndolo 93.367. Por tanto, han sido descolgados más de 81.000
alumnos, de entre los cuales, la mayoría, pertenecen a familias que poseen una renta
per cápita inferior a 4.260 euros.
La segunda que podría ser una justificación puramente económica cae por su
propio peso, no solo porque existen empresas que realizarían la labor por debajo del
precio pactado con Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes, sino también porque esta
decisión ha implicado la realización de unos Expedientes Temporales de Regulación

de Empleo (ERTE) o despidos, asumiendo con ello indemnizaciones por costes
salariales, mantenimiento de la garantía definitiva, alquileres o costes de
mantenimiento de maquinaria o pólizas de seguro, entre otros, que finalmente en su
globalidad supondrá un gasto a la Administración muy superior.
Y por último la tercera, los inexplicables menús que están recibiendo nuestros
hijos e hijas. Resulta irrefutable el informe pericial que hemos presentado junto con la
denuncia firmado por 18 profesionales nutricionistas, que analiza el valor nutricional
de estas comidas.
La actual situación respecto a la alimentación dispensada por la Administración
a las familias perceptoras del RMI vulnera, de pleno, no sólo la normativa específica
sobre alimentación escolar de carácter estatal o regional, sino también los Acuerdos
y Pactos Internacionales suscritos por nuestro país, que no permiten excluir la
obligación de los estados de prestar una alimentación digna y adecuada, ni siquiera
en tiempos de catástrofes.
Además, debemos tener en cuenta que con la distribución de estos menús se
dejan de controlar de forma adecuada, ya no solo las alergias, intolerancias
alimenticias o patologías que requieren manejo nutricional, sino también la posible
contaminación cruzada que pueda existir entre alimentos y que en determinadas
alergias son de respeto ineludible
Es urgente replantear esta situación, ya que la alimentación que en estos
momentos está promoviendo la Administración puede llegar a tener serias
repercusiones en la salud de nuestros hijos e hijas de manera directa e indirecta,
como, por ejemplo, la ingesta continuada de hidratos de carbono de elevado índice
glucémico pueden producir, generando a la larga, resistencia a la insulina o diabetes,
o el simple hecho de que una mala alimentación puede afectar al normal descanso y
al estado emocional.
Es por todo lo anterior, por lo que desde la Federación instamos a la Consejería
de Educación a que realice a un radical cambio de rumbo en esta materia, y retome
las conversaciones con las empresas de comedor que anteriormente suministraban a
los Centros Educativos y que cumplían todos los requisitos nutricionales exigidos en
los pliegos de prescripciones técnicas establecidos en el acuerdo marco para la
prestación del servicio de comedor. Al mismo tiempo, exigimos que no abandone al
resto de las familias vulnerables que están viviendo una situación de desamparo más,
allá de las perceptoras de la RMI.
Agradecemos que algunos Ayuntamientos, viendo las carencias alimenticias
que generan estos menús de comida rápida, están resolviendo esta situación
suplementando estos menús con el reparto y distribución de comida saludable,
reiterando que sería una auténtica irresponsabilidad por parte de la Comunidad de
Madrid el mantener esta situación por más tiempo.
Madrid, 20 de abril del 2020

Documento: