Carta abierta a D. Santiago Llorente Gutierrez, alcalde de Leganés, por el Colegio oficial de Trabajo social.

Damos difusión a esta carta, por su acertada denuncia sobre unas inaceptables declaraciones del Alcalde de Leganés, en relación a quienes no va a beneficiar la vivienda pública: “ “en ningún caso se destinará a población de realojo ni se adjudicará a personas o familias usuarias de los Servicios Sociales”.

A través de unas compañeras colegiadas de nuestro Colegio Profesional nos han llegado unas declaraciones que usted ha realizado por medio de un vídeo en el que ha anunciado la promoción de vivienda pública ofertada por parte del Ayuntamiento de Leganés.  En esas declaraciones usted manifiesta que dicha vivienda pública “en ningún caso se destinará a población  de  realojo ni se adjudicará  a personas o familias usuarias de los Servicios Sociales”. En este sentido, queremos recordar que venimos de dos décadas en las que se ha venido incrementando la exclusión residencial en España, en un contexto de mercantilización de la vivienda con una burbuja financiera e inmobiliaria cuyas consecuencias aún estamos pagando. Con una política pública de vivienda orientada a la compra en detrimento del alquiler, una producción de vivienda protegida bajo mínimos históricos (y en el caso de la Comunidad de Madrid incluida la venta de vivienda pública a fondos con ánimo de lucro) y recortes en los presupuestos destinados a políticas de vivienda. Con una estimación de demanda potencial de vivienda social 1,5 millones de hogares y, de acuerdo con las proyecciones de hogares, que puede ascender hasta los 2,65 millones de hogares en el año 2030. En definitiva, una flagrante vulneración del derecho a la vivienda y lo que ha venido en calificarse como una situación de emergencia habitacional y de crisis de asequibilidad, que requiere de un profundo giro en las políticas de vivienda llevadas a cabo.  A diario desde los Servicios Sociales se atienden numerosas situaciones críticas de personas que han perdido su vivienda o están a punto de perderla, familias con altos niveles de sobreendeudamiento con verdaderos problemas para poder pagar la renta de alquiler, o que residen en infraviviendas, o en un mercado de habitaciones desregulado y precario, discriminación o, en su vertiente más grave, situaciones de sinhogarismo. Paradójicamente, ante la falta de respuesta de las políticas de vivienda y de sus responsables públicos en esta situación crítica, los Servicios Sociales están tratando de dar una respuesta en la que carecen de instrumentos, como si de tuvieran que reconvertirse en una especie de inmobiliaria social improvisada ante la pasividad de los departamentos de Vivienda.   El sistema de adjudicación de vivienda pública es un sistema focalizado, en el que solamente puede acceder a la vivienda social la población que el mercado excluye, marcando determinados límites de ingresos y combinando un modelo de carácter generalista con uno restringido (con normas específicas dirigidas a determinados grupos vulnerables).  Por su parte, la Ley  11 / 2003, de 27 de  marzo, de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid recoge por un lado el principio de la universalidad,  “los servicios sociales deben estar disponibles y ser accesibles para todos” y por otro, el principio de igualdad “derecho a acceder y utilizar los servicios sociales sin discriminación por motivos de raza, sexo, discapacidad, orientación sexual, estado civil, edad, ideología, creencia o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. El principio de igualdad será compatible con una discriminación positiva, que coadyuve en la superación de las desventajas de una situación inicial de desigualdad y facilite la integración social”. Se entiende que toda la ciudadanía es susceptible de poder optar a los Servicios Sociales ante cualquier crisis vital, situación de desprotección, discapacidad o dependencia en la que se pueda encontrar en un momento determinado de su vida. Y el acceso a las políticas sociales públicas se realizará sin ningún tipo de discriminación según las circunstancias personales o sociales. Por tanto, declarar que “en ningún caso se destinará a población de realojo ni se adjudicará a personas o familias usuarias de los Servicios Sociales” no hace sino favorecer la exclusión y alimentar estigmas.  Primero, porque no se puede excluir de la vivienda pública a quienes deben ser su objetivo prioritario: las personas que se han visto afectadas por dos graves crisis económicas sufridas en  nuestro país; las personas y familias golpeadas  por la situación del COVID-19, que ha empobrecido a toda  la población en general; aquellas que ya  venían dañadas de procesos anteriores cuya situación de exclusión social y residencial se ha visto agravada; ni tampoco a la población que proviene de un proceso de realojo, ya que presentan una gran vulnerabilidad social al carecer de una vivienda digna y estable sin la cual es imposible mantener una vida adecuada. En segundo lugar, porque este tipo de comentarios alimentan los estigmas hacia las personas o familias que acuden a los Servicios Sociales y hacia la población de realojo. Nutren el miedo, el rechazo y la aversión hacia la pobreza, hacia las zonas o barrios empobrecidos y, principalmente, hacia las personas pobres. Por tanto, es obligación de las personas que ostentan una responsabilidad pública evitar declaraciones que puedan fomentar, aunque sea de manera involuntaria, la aporofobia. Antes al contrario, deben ir encaminadas a favorecer la convivencia vecinal y el respeto a la ciudadanía con independencia de su nivel de ingresos económicos. Así que, desde nuestro Colegio profesional, queremos manifestar nuestra preocupación por las declaraciones realizadas. Le trasladamos la opinión profesional de nuestra colegiatura.
 Nos ponemos a su disposición para cualquier duda o aclaración que usted quisiera presentarnos. Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Trabajo Social de Madrid

Fuente: http://www.comtrabajosocial.com/noticia/2021/3027/carta-abierta-a-d-santiago-llorente-gutierrez-alcalde-de-leganes

El Ayuntamiento de Leganés ignora todas las alegaciones a los presupuestos de las asociaciones vecinales

La Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés ha emitido un duro comunicado en el que lamenta que el Ayuntamiento de la localidad haya desechado todas y cada una de las 87 propuestas que presentó junto a otros colectivos sociales y personas individuales de la ciudad con el fin de mejorar, desde el punto de vista social, el proyecto de presupuestos de 2021. Ante esta realidad, el colectivo anuncia movilizaciones para el mes de marzo.

Exteriores de la Escuela de Música de Leganés

“Poco ha tardado el Gobierno de Leganés –PSOE-Más Madrid– en valorar las 87 alegaciones presentadas por las asociaciones vecinales y otros colectivos sociales de la ciudad”. De esta manera arranca la nota hecha pública ayer por la federación hermana. Y continúa: “Desde que gobierna Santiago Llorente se ha venido diciendo que muchos de los servicios que no funcionan en la ciudad, era porque no estaban en los presupuestos y que la oposición no permitía aprobar otros presupuestos o hacer modificaciones presupuestarias. Ahora lo que se lleva es echar la culpa por la mala gestión a funcionarios habilitados. La ciudadanía estábamos esperando, con esperanza, la propuesta de presupuestos para el año 2021 entendiendo que iban a recoger muchos de los asuntos que han estado en el debate de la ciudad en los últimos años: mantenimiento de la ciudad, recogida de basura, Escuela de Música, dotación de Escuelas Infantiles, recursos y personal de servicios sociales, comedor y albergue social, rehabilitación de viviendas, carril bici, centros cívicos en los barrios, mejora de los servicios públicos, ayudas a familias como consecuencia de la crisis social…”

Pero la propuesta de presupuestos que aprobó inicialmente el gobierno municipal, con los votos de Cs, no recogía ninguna de estas mejoras. Por eso, no es de extrañar que en el periodo que la ley permite efectuar propuestas de modificación , se han registrado más de 30 documentos de personas físicas, organizaciones sociales (vecinales, educativas, pensionistas, de salud…), sindicatos y partidos políticos, con unas 100 alegaciones/propuestas concretas de mejora de estos presupuestos. 48 propuestas han sido presentadas por distintas asociaciones vecinales y más de 20 por otras organizaciones sociales y sindicales, además de las 17 presentadas por personas físicas de manera individual. “Son las mismas de las que venimos hablando durante los últimos años, recogiendo las quejas de las vecinas y vecinos y que han sido motivo de movilizaciones hasta la pandemia”, aclara la FLAVL.

“Que el gobierno local desoiga todas y cada una de estas propuestas dice mucho de lo poco que le importa la calidad de vida de las vecinas y vecinos en nuestra ciudad. Parece que ellos tienen claro en qué gastar el dinero público sin tener en cuenta a la ciudadanía que paga sus impuestos y que tiene derecho a participar en la construcción de un modelo de ciudad para vivir mejor”, indica en su nota la federación, antes de continuar de la siguiente manera: “Ya habían desoído las alegaciones a los impuestos municipales en la que se proponían bonificaciones y ayudas a familias y pequeño comercio. Priorizan una rotonda de 10 millones en un polígono industrial a un albergue social, o a dotaciones culturales en los barrios, o a servicios educativos de calidad, o… a cualquiera de las 87 propuestas de las organizaciones sociales y por los vecinos. No consideran NADA”.

Por otro lado, “muchas de estas propuestas habían sido defendidas por algún grupo de la oposición que, ahora, se sienta en la misma mesa del Gobierno para aprobar unos presupuestos en contra de los compromisos que había adquirido con los representantes de algunos colectivos. Estamos hablando de Ciudadanos, un partido que ya está participando en el gobierno –el gerente de EMSULE está propuesto por ellos-, en el ámbito del urbanismo del “ladrillo”, y ahora da otro paso aprobando unos presupuestos en contra de todos los compromisos que había asumido con colectivos como los de la Escuela de Música, el CAID y las Escuelas Infantiles, y ahora los deja con el “culo al aire””, apostilla la federación vecinal.

“Mucha casualidad -continúa- que las dos únicas alegaciones aprobadas por el gobierno son las presentadas por Ciudadanos, alegaciones, por cierto, que sólo atienden a fines partidistas: 100.000€ en publicidad y 150.000€ para “empresas”, ¿a qué empresas se están refiriendo? Para esta federación Ciudadanos no son de fiar, se han reído de la gente y han demostrado, que al igual que el PSOE y Más Madrid, les importa un bledo la gente y esta ciudad. Pero ya anunciamos que estamos preparado movilizaciones que iniciaremos en el mes de marzo con el objetivo de sensibilizar sobre las necesidades de la ciudadanía en un escenario de pandemia y de crisis (grave) social”, concluye la entidad.

Fuente: https://aavvmadrid.org/economia-empleo-y-consumo/el-ayuntamiento-de-leganes-ignora-todas-las-alegaciones-a-los-presupuestos-de-las-asociaciones-vecinales/

Presentación informe TNI: Casos de Remunicipalizacion

Organizamos este acto con la intención de visibilizar el movimiento a nivel global que trabaja por devolver a la sociedad la oportunidad de defender los servicios públicos y participar en ellos.

Existe otra forma de servir a la ciudadanía y transformar la sociedad en un entorno más democrático, justo y solidario. Las Remunicipalizaciones, es un instrumento para ello.

Puedes seguir el acto en Youtube y participar en él a través del siguiente enlace: https://youtu.be/S-nJsJoWEn8

Y también puedes descargarte el interesantísimo informe que vamos a presentar, accediendo al siguiente enlace: https://www.tni.org/es/alternativas-publicas

Gracias si decides difundir.
Plataforma por la remunicipalización de los Servicios Públicos de Madrid

Carta abierta a D. Santiago Llorente, Sr. alcalde presidente de Leganés

A nuestra asociación ha llegado una carta de un vecino dirigida al alcalde de Leganés Santiago Llorente, pidiéndonos demos publicidad en nuestras redes. Compartiendo lo que en ella se dice, procedemos a su difusión, con la esperanza que el gobierno municipal en su conjunto la lea, tomen buena nota, y se pongan a trabajar para que esto no vuelva a suceder.
Los ayuntamientos son la administración más cercana a los/as vecinos/as, pero en Leganés esto no parece ser así.

Estimado Sr. alcalde

Todos hemos oído hablar de Kafka y de lo Kafkiano y también conocemos la frase célebre «Hombre soy, Nada de lo humano me es ajeno», pues bien, estos días 10, 11, 12 de noviembre, he vivido en primera persona lo que criticaba Kafka y he recordado la célebre frase de Terencio, al intentar hacer una gestión en el Ayuntamiento de Leganés. Es muy fácil comprobar lo que digo aquí, pero muy difícil y duro soportarlo. Invito a usted Sr. alcalde y a todos los concejales a hacer la prueba: marquen el número de teléfono 010, o el fijo de nueve cifras que anuncian claramente en los anuncios pegados en la puerta de la Casa del Reloj, como imprescindible para obtener cita previa: 912 489 010. Cuando llamamos a dicho número, lo he vivido durante estos tres días señalados, haciendo numerosas llamadas a distintas horas. Salta el contestador automático e indica marcar el UNO si es para solicitar cita previa. Uno sigue la instrucción y el sistema automático desvía la llamada a otro número que no lo coge nadie, así esperes una hora con el tono de espera y con la esperanza que al fin alguien lo coja.

Pero lo gracioso y patético es que en vista que nadie coge la llamada, vas directamente al ayuntamiento y el vigilante de la entrada impide el acceso y te remite al número citado. Así se produce un bucle que no tiene fin. Además, si entras en la Web del Ayuntamiento buscas la forma de conseguir cita previa y te hace lo mismo. Luego, en mi caso, recordé que tenía alguien en el ayuntamiento que quizás me pudiera ayudar a conseguir la cita, lo llamé, me cogió la llamada al primer toque, hablamos amistosamente, le conté lo que me ocurría, que supuse sería lo que a tantos que llamaran, lo entendió y lo sintió, me facilitó otro número, diciendo «ese es el de la centralita del ayuntamiento, ahí te lo deben coger». Llamé a tal número y ¡sorpresa! Qué cree que ocurrió: el tono de llamada suena al otro lado de la línea, una y diez veces, no activa ni siquiera un contestador automático. Nadie lo coge. Pero no conforme volví a intentarlo a lo largo del resto de la mañana varias veces. Nada. Al final la solución fue ir a Correos, llevar la documentación y enviarla por correo certificado. Ahí si funcionaban las personas que atendían en la oficina de la calle de la Rioja, aunque tuve que esperar cola unos 7 minutos.

Me pregunto ¿Sabe el responsable de comunicación las molestias y frustraciones que está produciendo a las personas que vivimos en Leganés con esa negligencia?, muchos de ellos somos votantes que ayudamos a ponerle en el cargo que ostentan y que en época de elecciones todos los aspirantes sin excepción prometían prestar un servicio a la ciudad. Si ganaban, harían mejorar lo que funcionaba tan mal. Y ahora ¿qué responden a esto? ¿Saben el daño que están infringiendo también a los partidos que representan? Por favor esto creo que es una urgencia mayor, como lo es la de los ambulatorios y hospitales. Y tiene solución y consiste en ponerse a la tarea, crear los medios hasta lograr que cualquier persona que llame o que visite una dependencia municipal, sea atendida con todo el respeto que merece, el mismo que tenía al votar.

Esta experiencia me ha recordado la historia de aquel humilde vecino, que viviendo solo y sin familia a quien recurrir, inesperadamente, fue agraciado con un gran premio económico cuyas cifras era incapaz de comprender, se sintió mal y agobiado pensando que cobrar ese premio le traería más problemas y tristezas que alegrías, decidió ir al Ayuntamiento de su ciudad, convencido de que lo mejor sería donarlo para bien de todos sus vecinos, pensaba que así, los administradores sabrían hacer buen reparto de los bienes y él podría continuar viviendo humildemente, pero tranquilo. Grande fue su sorpresa al comprobar que no era posible llevar a cabo tan buen propósito, pues se lo impedía un vigilante y éste, cumpliendo con su obligación, le invitaba a cumplir con lo mandado: llamar por teléfono para pedir cita. Llamó y el contestador automático respondía que llamara por teléfono para pedir cita y esperaba respuesta y el contestador volvía a decirle lo mismo una y mil veces y al final, el pueblo no pudo disfrutar de tan buenos propósitos por haber puesto tantas barreras. El pobre hombre al que había atacado un virus, parecido al que nos ataca ahora murió sin que nadie pudiera cobrar el premio.

Por el bien de todos, agradeceré mucho tomen las medidas oportunas para evitar que esto siga sucediendo.

Atentamente

Fabián Castillo Molina

Leganés 13 de noviembre de 2020

Carta abierta al concejal delegado de Servicios, Miguel García Rey.

A pesar de que en este pueblo, alguien está empeñado en coartar la libertad de expresión, quitando de los paneles informativos, los carteles que esta Asociación ha puesto por tercera vez consecutiva en 48 h, para informar de la pésima gestión en la recogida de basura de la red neumática, nos reafirma en que este es el único camino que tenemos para informar a l@s vecin@s de lo que está ocurriendo y seguiremos haciéndolo tantas veces como sea necesario. #NoNosVanASilenciar

Tras la reunión solicitada en junio, ya manifestamos nuestro descontento por la ausencia de canales de información sobre el mal servicio de la Red así como sobre los planes previstos por esa delegación para la reparación de la misma.

De la mencionada reunión salíamos igual que entramos. Quedó manifiesta su falta de interés al no hacer ni una sola referencia a las peticiones que en la carta indicábamos, siendo esta una de sus primeras obligaciones como servidor público.

Han transcurrido cinco meses y seguimos igual. La única información que tenemos (dicha verbalmente) es que se ha aprobado una partida para su reparación. No atiende nuestras demandas ni informa en detalle sobre un problema grave en el que la asociación se ha implicado seriamente. La pandemia ha servido de paraguas para no dar solución a este y otros problemas.

Ante la negativa por su parte a hablar y comunicarse con nosotros (que en reiteradas ocasiones ha solicitado nuestra presidenta), entenderá los motivos que nos han llevado a poner en marcha esta campaña de la que, al contrario de lo que ha hecho usted, le informaremos puntualmente en cuanto a su desarrollo, como también lo haremos a la prensa local y en las redes sociales.

Le recordamos, que como ya ocurrió en febrero, sorprendentemente han desaparecido los carteles de todos los paneles informativos. En aquella ocasión, miembros de la junta directiva de nuestra asociación, que casualmente pasaban junto al panel en el que un trabajador de la contrata del servicio estaba retirando los carteles, la explicación que nos dio fue que tenía ordenes del ayuntamiento, de su retirada, por lo que sospechamos que se repiten de nuevo estas practicas.

Entendemos que actuaciones así, no son más que un intento por impedir que la gente sepa su negligente gestión al frente de su concejalía. Pero esto no ha hecho más que empezar, porque Zarzaquemada tiene derecho a saber qué se va hacer y usted, como responsable público, tiene que informar. Y si no cumple con sus obligaciones, entonces tendremos que pedir sudimisión.

Atentamente,

Junta directiva de la Asociación Vecinal de Zarzaquemada.

Leganés a 25 de noviembre de 2020

Nota de prensa sobre el pésimo servicio de la Red Neumática de Basura, en Zarzaquemada

Desde la Asociación Vecinal de Zarzaquemada queremos denunciar públicamente el pésimo servicio de la Red Neumática de Basura, situación que venimos arrastrando desde hace más de un año, así como la desinformación y falta de comunicación del concejal de servicios, Miguel García Rey, que se niega a hablar con la Asociación y de informar a la opinión publica de lo que esta ocurriendo.

Ante la situación creada por la pandemia, que nos impide realizar asambleas informativas y movilizaciones, hemos iniciado una campaña denunciando el estado de la Red a través de carteles informativos, exigiendo soluciones al responsable del servicio. Queremos denunciar, igualmente, el intento de boicot de esta campaña, diseñada contra esta actitud negligente e irresponsable del concejal Miguel García Rey.

Como ya ocurrió en febrero, sorprendentemente han desaparecido los carteles de todos los paneles informativos. En aquella ocasión, miembros de la junta directiva de nuestra asociación, que casualmente pasaban junto al panel en el que un trabajador de la contrata del servicio estaba retirando los carteles, la explicación que nos dio fue que tenía ordenes del ayuntamiento, de su retirada, por lo que sospechamos que se repiten de nuevo estas practicas.

Sin embargo, la campaña y las denuncias seguirán hasta que el concejal de servicios cumpla con sus obligaciones o dimita.

Leganés 23 de noviembre de 2020.

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN VECINAL DE ZARZAQUEMADA SOBRE LA PÉSIMA GESTIÓN DEL GOBIERNO MUNICIPAL DE LEGANÉS

Desde que se produjo el primer confinamiento, las reuniones presenciales se paralizaron y la comunicación con el Gobierno Municipal -que ya era pésima- prácticamente desapareció.

Consideramos que había otras vías, que se han puesto en marcha en contadas ocasiones, y siempre cuando los movimientos sociales las han pedido. Podemos decir que la participación ha sido nula, algo que, a juzgar por los hechos, parece que le ha venido bien al Gobierno Municipal, cuando en momentos como los que vivimos la comunicación y el diálogo es mas necesario que nunca.

Existen otros canales de comunicación, como el correo electrónico, el teléfono etc., para el diálogo, pero resulta más cómodo, mirar para otro lado, poniendo de excusa las medidas de confinamiento.

Es obligado denunciar estas cosas para que cada cual asuma sus responsabilidades, dejando claro que esta no es igual para los que ocupan puestos públicos que para una modesta asociación vecinal como la nuestra. Las instituciones tienen la obligación de cumplir con sus obligaciones entre las que se encuentran garantizar el derecho a la vida de la ciudadanía cuando se produce una situación como la actual, la de comunicarse con el tejido asociativo por los medios que la situación permita, trabajando juntos en lo que sea posible. Ninguna de las dos cosas se ha han hecho.

Miles de personas han pasado, y están pasando, por situaciones muy difíciles que necesitan el apoyo de las instituciones y no lo tiene en la medida de sus necesidades. A menudo se han encontrado con las puertas cerradas, sin saber a dónde dirigirse, sin tener información sobre qué hacer, careciendo de recursos para continuar comiendo, pagar la renta o hipoteca de la casa, la luz, el teléfono, por haber perdido el trabajo.

Ante esta situación, colectivos sociales han puesto en marcha medidas para resolver algunas de esas necesidades, como la de comer, haciendo el trabajo de forma solidaria y altruista, pero ello no resolvía los problemas, solo ponía un parche de emergencia. Son las instituciones públicas las encargadas de dar respuestas a una situación como la presente y no lo están haciendo como la situación requiere. La asociación vecinal de Zarzaquemada le decimos alto y claro al gobierno que no ha dedicado los recursos necesarios para dar la respuesta que necesitaban y necesitan miles de personas.

Pero tampoco han dado respuesta a problemas que ya teníamos pendientes antes de la pandemia como el servicio de recogida y funcionamiento de la red neumática, que llevamos más de un año con ella atascada. La solución adoptada ha sido la de volver a los años del “paso por las calles del camión de la basura” para tapar las vergüenzas del pésimo servicio, metiendo todo tipo de residuos depositados en las calles en el camión, sin importarles que fuera materia orgánica, inorgánica, cartón, etc. El concejal de medio ambiente, Miguel García, se comprometió a reparar la red de recogida neumática hace ahora un año, y todavía no sabemos cuando se va a realizar esta reparación ni cómo. Por nuestra parte hemos solicitado reiteradamente que se nos faciliten los datos necesarios para poder informar a nuestros vecinos y vecinas, cosa que no han hecho. Creemos que las personas que vivimos en Zarzaquemada tenemos derecho a conocer como está la situación y cuando se va a solucionar.

No se pone en marcha el acuerdo del pleno de crear la mesa por la vivienda pública, que nuestra asociación y la PAH plantearon, y que fue aprobada por unanimidad. Se incumplen sistemáticamente los acuerdos que se aprueban. Reiteramos una vez más la responsabilidad también de la oposición en hacer cumplir los acuerdos.

En este escenario de falta de voluntad política, los movimientos sociales no pasan por el mejor momento: necesitamos marcos unitarios como los que a lo largo de nuestra historia hemos fraguado. Una mirada cinco años atrás nos recuerda las masivas movilizaciones en las calles, con miles y miles de personas defendiendo los servicios públicos. La Federación Local de Asociaciones Vecinales tuvo un papel determinante en fraguar esa unidad con decenas de colectivos, y los resultados ya los vimos. Hoy, cuando no se discute colectivamente, cuando no se participa en igualdad, no se camina de la mano, y los resultados son los que son.

Nuestra asociación reivindica esa cultura de la acción unitaria con colectivos diversos que piensan de manera diferente pero que tienen intereses comunes. Para ello sepan que cuentan con nuestra asociación.

Leganés, 4 de noviembre de 2020

EL AYUNTAMIENTO DE LEGANÉS NO CUBRE LAS NECESIDADES BÁSICAS DE LA CIUDADANÍA

Ante el colapso por la falta de recursos de los Servicios Sociales, la organización vecinal Red de Apoyo Mutuo ha atendido a
más de 1.170 personas con el suministro de alimentos y bienes de primera necesidad. Mientras, madres y padres de las
Escuelas Infantiles Municipales y de la Escuela Conservatorio de Música Manuel Rodríguez Sales denuncian la falta de
personal básico para iniciar el curso y el Centro de Atención a la Drogodependencia (CAID) agoniza sin plantilla suficiente.

La ciudadanía ya no puede más. La Red de Apoyo Mutuo denuncia que la situación es insostenible. El Ayuntamiento no está cubriendo las necesidades básicas de su población, mientras en las Escuelas Infantiles Municipales se cierran aulas por falta de profesorado, llegando a superar en una de ellas las ratios establecidas para esta situación de pandemia. Por otro lado, la Escuela Conservatorio de Música Manuel Rodríguez Sales inicia el curso con más de un mes de retraso e igualmente con falta de profesorado. Al mismo tiempo el Centro de Atención Integral a Drogodependientes (CAID) agoniza sin apenas personal para atender a las personas que lo necesitan. El colapso de los Servicios Sociales es ya un hecho, pero este consistorio, progresista y con superávit, no parece mover un dedo. Y las vecinas y vecinos salimos a la calle para exigir que comiencen a cumplir con sus obligaciones inmediatamente.

Más de 1.170 personas pertenecientes a 352 familias ya han sido atendidas por la Red de Apoyo Mutuo, una organización vecinal que surge al calor de la crisis del covid-19 y que pasó de ayudar a las personas más vulnerables para gestionar recados como hacer la compra o tirar la basura durante el confinamiento, a suministrar alimentos y productos de primera necesidad, ante el colapso de los Servicios Sociales.

Las personas que acuden a nosotras son aquellas que no están siendo atendidas adecuadamente por esta entidad municipal, o bien porque no cumplen los exigentes requisitos o bien porque se encuentran en una interminable lista de espera. En muchas ocasiones esta institución nos deriva directamente a las personas que no puede atender. Casi 430 vecinas de las atendidas son menores de 17 años y 90 son familias monoparentales. Siete meses después de haberse decretado el primer estado de alarma, el Ayuntamiento ha tenido tiempo suficiente para poner los recursos necesarios para evitar o reconducir esta situación.

Por otro lado, desde las Escuelas Infantiles Municipales y desde la Escuela Conservatorio de Música- entidades que son responsabilidad íntegra del Ayuntamiento- denuncian la falta del personal básico, profesores y profesoras para iniciar el curso. Sabemos que hay familias que han tenido que pedir reducciones de jornada o excedencias para poder cuidar a sus hijas e hijos, ante el riesgo que supone dejarlos en clases que no cumplen con la normativa vigente o situaciones en las que se han iniciado las clases con un mes de retraso. Mientras tanto, el gobierno municipal mira para otro lado, como lo lleva haciendo desde hace mucho tiempo con el CAID, que agoniza ante la falta de médico mientras el alcalde tira balones fuera argumentando que esta dependencia debiera ser competencia de la Comunidad de Madrid. Recientemente falleció Jota, vecino de Leganés que acudía a este centro, que lleva 304 días sin médico.

No podemos tolerar que este consistorio que se dice progresista- gobernado por PSOE y Leganemos-Más Madrid­ permanezca de brazos cruzados ante esta situación. Sabemos que nuestras arcas cuentan con un superávit de más de 4 millones de euros; sus bolsillos no están vacíos mientras muchos de los carros de la compra de las ciudadanas y ciudadanos sí lo están. Mientras el hambre arrecia, no vamos a consentir que la única inversión que se anuncie a bombo y platillo sea la de la construcción de una rotonda por valor de 8,7 millones de euros. Las dependencias municipales de servicios sociales, educación y recursos sanitarios son su responsabilidad y exigimos que se hagan cargo de ellas de una vez por todas. No hay tiempo que perder.