BRUJAS EN EL BESTEIRO

Con motivo de la celebración de las XIV jornadas contra la violencia de género, organizadas por el grupo de mujeres de la asociación vecinal de Zarzaquemada, se representó la pieza del colectivo Konkret B.r.uj.a.s. (w.i.t.c.h.) que planteaba el tema histórico de la quema de brujas durante toda la época moderna. La obra proponía partir de las enseñanzas de una profesora universitaria (Acto I) que propone a unas estudiantes hacer un trabajo sobre el libro de Silvia Federici Calibán y la bruja. Durante la elaboración de este (Acto II) en casa de una de ellas se discuten las tesis de Federici y se contrastan con otros datos y estudios realizados sobre el mismo periodo. En el último acto, algunas estudiantes deciden abandonar la tarea y pasar a la acción política y reivindicativa, emulando las acciones de un grupo de los sesenta llamado Witch.

La obra abre así el interrogante sobre si puede llamarse violencia de género al genocidio de mujeres en este periodo del que trata la obra, y de si sirven las categorías que utilizamos para comprender estos crímenes. Favorecido por la reflexión y el debate tras la obra, se analizaron numerosos aspectos de nuestra realidad, se pensó en la manera de interpretar los hechos históricos y en lo que aportan a nuestra comprensión del presente. Muchas personas intervinieron y se favoreció, una vez más, la participación.

Durante algunos momentos pudimos asistir a una rebelión de brujas que habían tomado el Centro Cultural Julián Besteiro, inundado de rojo el escenario y alterado la normalidad de la violencia para reclamar justicia y dignidad para las mujeres.

JORNADA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN PERSPECTIVA HISTÓRICA: LA QUEMA DE BRUJAS

Más allá de las controversias y debates que ha suscitado el libro de Silvia Federicci Calibán y la bruja, lo cierto es que el elemento central de su tesis supone un obligado recuento de la historia occidental y de los procesos económicos, políticos y sociales que los caracterizan. La idea de que durante aproximadamente dos siglos (XVI y XVII), en el tiempo de constitución del capitalismo, miles de mujeres fueron expropiadas de sus conocimientos medicinales y alimentarios; de sus pensamientos contrarios al nuevo orden que se imponía mediante las transformaciones que experimentaron las sociedades medievales en relación con el trabajo, la riqueza comunal y los derechos; fueron violadas y quemadas o ahorcadas acusadas de brujería supone necesariamente abordar el asunto de la historia de la violencia de género, de la misma manera que hace ya algunos años Georges Vigarello intentó una Historia de la violación.
Esta jornada son, pues, un primer intento por pensar conjuntamente la historia de la violencia de género que podría fundarse en el hecho de que buena parte de las acusaciones de brujería contra las mujeres provenían de maridos, amantes rechazados y familiares.
Siguiendo el modelo de otros años que combina conversación, diálogo, debate y teatro, esta jornada se organiza sobre dos espacios y tiempos integrados. Por una parte, el tiempo de la reflexión, concretado en una mesa-coloquio en el que participarán historiadoras, activistas y pensadoras para tratar qué significó la violencia contra las brujas, consideradas seguidoras del diablo y con poderes malignos, razones con las que se justificaba su eliminación física; y el tiempo del conflicto, que se materializa en una pieza teatral, W.I.T.C.H. del Colectivo Konkret, de tres actos (Acto I: Calibán…; Acto II: …y la bruja; Acto 3: Aquelarre). Las escenas teatrales terminan abriendo un diálogo en la mesa y favoreciendo la exposición de las ideas contenidas en el libro de Federicci y de otros textos tomados de los propios juicios de brujería.